desarrollo-web-ebook

Estamos seguros de que cada día ves numerosas páginas web y utilizas diversas aplicaciones. Imágenes a todo color, animaciones super chulas, vídeos en HD, noticias, popups… pero hay mucho más de lo que se puede apreciar a simple vista con ojos de muggle. Detrás de cada cosa que ves en una página web, en una aplicación, hay mucho trabajo, numerosas tecnologías que trabajan sin descanso para poder ofrecerte la mejor experiencia posible y poder responder lo más rápido posible a tus peticiones, como puede ser la descarga de archivos. Para que todo funcione es necesario el trabajo de dos perfiles de desarrolladores, el desarrollador frontend y el desarrollador backend. ¿Qué no tienes ni idea de qué significan estas palabrejas?

Diferencia entre Frontend y Backend

Una aplicación web (y luego veremos que esto mismo se aplica a cualquier tipo de software) es como una tienda: está hecha de varios componentes, cada uno con su misión. Pensemos en una tienda que todos conocemos, como Ikea o un McDonald.

1. El escaparate y el interior de la tienda por el cual el cliente circula e interactúa con ella. Su objetivo es atraer al cliente y llevarle a comprar alguno de los productos, proporcionando una buena experiencia de usuario: encontrar los productos y poder comprarlos de forma rápida y cómoda. Esto es el frontend. En una web, sería la parte que tú ves en el browser, por ejemplo la web de Amazon, las listas de productos, las recomendaciones, el carrito de la compra, etc.

2. La trastienda, el almacén, los servicios de transporte y logística, sistema de pagos y contabilidad, etc. Son servicios esenciales, que aunque no los ves, cuando fallan toda la experiencia del cliente se va al garete. ¿De qué le serviría a Amazon tener un frontend muy bonito, si luego no es capaz de entregar los productos, o hacerte recomendaciones personalizadas? ¿De qué le vale a Netflix tener un frontend fantástico, si luego el sistema de streaming o de recomendaciones no funciona? Esto es el backend, y como ves, aunque invisible, es de vital importancia.

Frontend y backend son como Han Solo y Chewbacca: muy diferentes, ambos muy importantes y complementarios. Para que el Halcón Milenario puede hacer la carrera de Kessel en menos de dos parsecs, ambos tiene que hacer su trabajo. Lo mismo con el frontend y el backend. Objetivos diferentes y herramientas diferentes, pero ambos fundamentales.

 

Conoce nuestros Bootcamps

Bootcamp Aprende a programar desde cero

Full Stack Web Bootcamp

Full Stack Mobile Bootcamp

Full Stack Big Data & Machine Learning Bootcamp

Full Stack DevOps Bootcamp

Full Stack Cybersecurity Bootcamp

Máster en Tecnologías Exponenciales de la Computación

¡Pide más información! Nosotros te llamamos

Otras entradas que te pueden interesar:

¡Conoce nuestros Bootcamps!

Descarga el temario y descubre cómo en 6 meses podrás ser un Full Stack DevOps Bootcamp.

¿Quieres más información?