Tipos de Testing de Software

Autor: | Última modificación: 16 de marzo de 2022 | Tiempo de Lectura: 4 minutos
Temas en este post:

Los tipos de testing o las pruebas de software son una parte fundamental en el ciclo de vida del desarrollo de software. Las pruebas son la manera de asegurarse de la funcionalidad, el rendimiento y la experiencia de usuario del software. En este, post te compartiremos los principales tipos de testing que existen y sus características.

Pruebas funcionales

Las pruebas de software se pueden dividir en dos tipos diferentes: pruebas funcionales y no funcionales. Las pruebas funcionales se llevan a cabo para comprobar las características críticas para el negocio. Garantizan que las características y funcionalidades del software se comporten según lo esperado sin ningún problema.

Valida principalmente toda la aplicación con respecto a las especificaciones mencionadas en el documento Software Requirement Specification (SRS). Los tipos de pruebas funcionales incluyen pruebas unitarias, pruebas de interfaz, pruebas de regresión, además de muchas.

Pruebas unitarias

Este tipo de testing consiste en probar de forma individual las funciones y/o métodos (de las clases, componentes y/o módulos que son usados por nuestro software). Debido a lo específicas que son, suelen ser las pruebas automatizadas de menor coste, y pueden ejecutarse rápidamente por un servidor de integración continua.

Más detalles las pruebas unitarias:

  • Cuando se planean y se escriben pruebas unitarias, hay que aislar la funcionalidad hasta un punto en que no se pueda desglosar más, y entonces escribir pruebas a partir de ello. Por ello, el nombre de este tipo de testing hace referencia a una «unidad de código», que es independiente del resto.
  • Estas pruebas verifican que el nombre de la función o método sea adecuado, que los nombres y tipos de los parámetros sean correctos, y así mismo el tipo y valor de lo que se devuelve como resultado.
  • Dado que las pruebas unitarias no deben tener ningún tipo de dependencia, se suele reemplazar los llamados a APIs y servicios externos por funcionalidad que los imite.
  • Si no es factible aislar el uso de bases de datos de nuestras pruebas unitarias, será importante tener en cuenta el rendimiento y buscar optimizar las consultas.
  • Cuando se habla de Test Driven Development (desarrollo guiado por pruebas), se hace referencia a unit tests. Es decir, se usan pruebas de este tipo como especificaciones de lo que nuestro código debe hacer.

Pruebas de integración

Las pruebas de integración implican testear diferentes módulos de una aplicación de software como grupo. Una aplicación de software se compone de diferentes submódulos que trabajan juntos para diferentes funcionalidades. El propósito de las pruebas de integración es validar la integración de diferentes módulos juntos e identificar los errores y problemas relacionados con ellos.
Las pruebas de integración suelen ser el paso siguiente a las pruebas unitarias.

Y son generalmente más costosas de ejecutar, ya que requieren que más partes de nuestra aplicación se configuren y se encuentren en funcionamiento.

🔴 ¿Quieres Aprender a Programar con Python? 🔴

Descubre el Full Stack Jr. Bootcamp - Aprende a Programar desde Cero de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp Aprende a Programar desde Cero por una semana

Por ejemplo, pueden probar la interacción con una o múltples bases de datos, o asegurar que los microservicios operen como se espera.

Pruebas no funcionales

La principal diferencia de las pruebas no funcionales con las pruebas funcionales es que las últimas se prueban bajo carga para el rendimiento de los observadores, fiabilidad, usabilidad, escalabilidad, etc. Las pruebas no funcionales, como las pruebas de carga y esfuerzo, normalmente se llevan a cabo mediante herramientas y soluciones de automatización, como LoadView. Además de las pruebas de rendimiento, los tipos de pruebas no funcionales incluyen pruebas de instalación, pruebas de confiabilidad y pruebas de seguridad.

Pruebas de rendimiento

Las pruebas de rendimiento son un tipo de pruebas no funcionales, realizadas para determinar la velocidad, estabilidad y escalabilidad de una aplicación de software. Como su nombre indica, el objetivo general de esta prueba es comprobar el rendimiento de una aplicación con respecto a los diferentes puntos de referencia del sistema y de la red, como la utilización de la CPU, la velocidad de carga de la página, el control de tráfico máximo, la utilización de recursos del servidor, etc. Dentro de las pruebas de rendimiento, hay varios otros tipos de pruebas, como pruebas de carga y pruebas de esfuerzo.

Las pruebas de rendimiento verifican cómo responde el sistema cuando este se encuentra bajo una alta carga. Por ejemplo, pueden observar los tiempos de respuesta cuando se ejecuta un alto número de requests (consultas al servidor), o ver cómo se comporta el sistema ante una cantidad significativa de datos.

Las pruebas de rendimiento son, por su naturaleza, bastante costosas de implementar y ejecutar, pero pueden ayudar a comprender si nuevos cambios van a degradar nuestro sistema.

Las pruebas de rendimiento no fallan del mismo modo en que lo hacen las demás pruebas. En vez de ello su objetivo es recolectar métricas y definir objetivos por alcanzar.

Generalmente es buena idea realizar pruebas de este tipo ante nuevos lanzamientos y/o refactorizaciones importantes en el código.

Te hemos compartidos los principales tipos de testing de software y las características más destacables de cada uno de ellos.

¿Por dónde seguir?

Ahora que sabes los tipos de testing que hay y quieres saber más sobre todo el proceso de desarrollo de aplicaciones, a lo mejor lo que necesitas es una de nuestras formaciones.

Descubre nuestro Desarrollo Web Full Stack Bootcamp, que te permitirá adquirir todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo back-end y front-end, o el Full Stack Jr. Bootcamp, perfecto para principiantes que quieran aprender a programar desde cero.

[email protected]

¿Sabías que hay más de 40.000 vacantes para desarrolladores web sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!