¿Cómo analizar un correo electrónico?

Autor: | Última modificación: 18 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

¿Sabes cómo analizar un correo electrónico en búsqueda de las principales amenazas de ciberseguridad? El correo electrónico continúa siendo el medio más utilizado por los hackers maliciosos para llegar a sus víctimas. Por medio de este canal, diariamente se intentan miles de ciberataques, los cuales pueden ser detenidos gracias a los hábitos y las herramientas adecuadas. A continuación, te explicaremos cómo analizar un correo electrónico, cuál es su estructura y cómo debes revisar cada parte de ella.

¿Cómo analizar un correo electrónico?

Lo primero que debes conocer para aprender cómo analizar un correo electrónico es el tipo de formato que se utiliza para hacer estos envíos. Actualmente, el formato estándar que se utiliza para correos electrónicos es el EML. Por eso, te explicaremos cuál es la estructura de un fichero con este formato y, luego, cómo analizar cada parte de ella.

Estructura de un archivo EML

La estructura de un archivo EML se divide en tres partes:

  • Cabecera: contiene información sobre el origen real del correo. Por eso, contiene datos acerca de la seguridad de los servidores de correo y datos importantes sobre el remitente o el archivo.
  • Cuerpo: aquí se encuentra el contenido del correo y, en caso de ser un reenvío, puede tener información sobre los remitentes anteriores.
  • Adjuntos: ficheros que se incluyen dentro del correo, con opción de descarga para el destinatario y el remitente.

Ahora, veremos cómo analizar un correo electrónico con base en cada una de estas tres partes de la estructura.

Análisis de la cabecera

La cabecera de un correo electrónico contiene información necesaria acerca de:

  • La dirección IP del servidor de origen.
  • El dominio del servidor de origen.
  • El remitente del mensaje.
  • La dirección de respuesta.

Para analizar de forma automatizada la información relacionada con la cabecera de un correo, se utilizan tres protocolos de ciberseguridad, que son:

  • SPF (Sender Policy Framework): es un protocolo para comprobar que el servidor de origen del correo esté debidamente autorizado para mandar mensajes en nombre de un dominio.
  • DKIM (DomainKeys Identified Mails): es un protocolo basado en firmas digitales, que cumple el fin de garantizar al ciento por ciento la autenticidad y la integridad del correo electrónico.
  • DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance): verifica la información de los dos protocolos anteriores y, a partir de ella, le da instrucciones al servidor del destinatario sobre qué hacer con el correo electrónico (si aceptarlo o rechazarlo).

Tener estos tres protocolos bien configurados es esencial para todo servicio de correo electrónico y, con su uso, detendrás la gran mayoría de ciberataques que lleguen por este medio.

Análisis del cuerpo

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Ahora veremos cómo analizar un correo electrónico a partir del contenido de su cuerpo, una tarea que todos los usuarios de estos medios de comunicación debemos aprender a realizar.

Al analizar el cuerpo de un correo electrónico, debemos estar atentos a elementos y señales maliciosas como:

  • Direcciones URL y vínculos desconocidos.
  • Errores de ortografía o redacción.
  • Posibles remitentes, en caso de que el correo haya sido reenviado.

Estar pendiente de elementos sospechosos en el cuerpo de un correo electrónico es un hábito que todos los usuarios debemos adquirir, con el fin de evitar ataques de phishing y otras amenazas, como las que ya hemos mencionado en la introducción de este artículo.

Análisis de adjuntos

Finalmente, para saber cómo analizar un correo electrónico, es necesario conocer técnicas para verificar que los archivos adjuntos no contengan malware. Para ello, existen herramientas web muy útiles y fáciles de implementar.

Cuando decidas descargar un archivo de un correo electrónico y dudes de su contenido, antes de abrirlo, utiliza alguna de las siguientes herramientas (u otras, de ser pertinente) para analizarlo de forma gratuita o de pago:

  • VirusTotal.
  • Hybrid Analysis.
  • PolySwarm.
  • Joe Sandbox.
  • ANY.RUN.

Si quieres aprender de forma mucho más detallada cómo analizar un correo electrónico con la guía de un profesional, en KeepCoding encontrarás la formación más adecuada para ti. Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y conviértete en un especialista en este campo en tan solo 7 meses. Aprende sobre temas como análisis de malware, criptografía, pentesting y mucho más y dale un gran giro a tu vida. ¿A qué sigues esperando? ¡Inscríbete ahora y destaca en el sector IT!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Ciberseguridad

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado