¿Cómo crear micro-hábitos? [5 técnicas]

Autor: | Última modificación: 21 de febrero de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Si quieres saber cómo crear micro-hábitos beneficiosos para mejorar tu día a día, estás en el lugar indicado. A priori, puede parecer una tarea complicada, pero, en este post, te vamos a demostrar que, con una serie de trucos, es posible lograr cualquier objetivo que te plantees.

La acumulación de tareas pendientes, la aparente falta de tiempo y las mil distracciones a las que nos enfrentamos a diario dificultan mantener rutinas saludables. Sin embargo, este estilo de vida es insostenible a largo plazo. 

Por muy complicado que parezca, es primordial sacar tiempo al día para cuidar de nuestro bienestar. Y, al igual que todo, es algo que se aprende. Si eres de los que se fija un montón de objetivos pero, a menudo, se queda a medio camino, es muy probable que este webinar sobre cómo crear micro-hábitos te interesa.

Para enseñarnos a implementar comportamientos cotidianos enfocados en la mejora de nuestro bienestar, hemos invitado a Álvaro Moya, fundador de Lidr.co, una plataforma que brinda programas de capacitación a desarrolladores para mejorar sus habilidades de liderazgo.

Las 7 dimensiones del bienestar

Antes de profundizar en cómo crear micro-hábitos, veamos qué son y por qué son importantes. En este contexto, se refiere con micro-hábito a una rutina de unos minutos, que repetimos con frecuencia y es beneficiosa para nuestro bienestar.

Por lo tanto, los micro-hábitos son una herramienta que nos permite acrecentar nuestra calidad de vida. Cuando una persona los implementa, lo que consigue es estar mejor con sí misma y con su entorno, lo que deriva en la regeneración de su energía y la optimización de su rendimiento en todos los ámbitos de su vida, incluyendo el laboral.

Aquí, la palabra clave es bienestar. Para descubrir cómo crear micro-hábitos beneficiosos, tenemos que entender este concepto, ya que es la meta final de este proceso. Según la RAE, el bienestar es el “conjunto de las cosas necesarias para vivir bien”.

Para “vivir bien”, son 7 las dimensiones que hay que tener en cuenta: la espiritual, que tiene que ver con las creencias y la moralidad; la social, esto es, los vínculos y relaciones con otras personas; la emocional, que se refiere al estado anímico y las necesidades emocionales; la intelectual, que engloba lo relativo al enriquecimiento y estímulo del intelecto; la ambiental, que alude a la relación que tenemos con el medio ambiente; la física, que atiende al cuidado de nuestro cuerpo; y la ocupacional, o sea, la satisfacción laboral y el equilibrio entre trabajo y ocio. Estos son los aspectos a tener en cuenta a la hora de plantearse qué micro-hábitos necesitamos.

¿Cómo crear micro-hábitos?: 5 técnicas sencillas que funcionan

El ser humano es un individuo de hábitos. Es una destreza que hemos abrazado desde que éramos cazadores y recolectores. Convertir una actividad en hábito permite gastar menos energía en ella, y fomentar nuestra productividad.

No obstante, todos sabemos lo difícil que es integrar una rutina nueva en nuestra agenda cotidiana. El obstáculo no es tanto su ejecución el primer día como la consistencia, el hacerlo una y otra vez. 

Pues te contamos cómo crear micro-hábitos, con 5 truquillos que hemos tomado prestados de nuestro ponente, para ayudarte no solo a dar ese primer paso, sino lograr mantener el ritmo:

  1. Apuesta por un cambio sutil. Es mejor empezar con una acción humilde, e ir mejorando con el tiempo, que empezar a lo grande y no poder mantener el ritmo.
  1. Vincula el micro-hábito con una de tus rutinas ya establecidas. Por ejemplo, si quieres meditar por la mañana, asocia la meditación a un hábito que ya tienes, como el desayuno.
  1. Mide tus logros. Es muy importante mantener el seguimiento de lo que vas alcanzando para observar la mejora y animarte a seguir.
  1. Prepara un entorno propicio. Por ejemplo, si quieres hacer deporte por la mañana, pero te cuesta, prepara la noche anterior el equipamiento necesario y déjalo listo para que sea más fácil arrancar el día siguiente.
  2. Plantea objetivos SMART, es decir, metas específicas (specific), medibles (measurable), alcanzables (achievable), relevantes (relevant) y marcadas en el tiempo (trackable).

¿Cuál es el siguiente paso?

Dale play al webinar y descubre más técnicas y ejercicios sobre cómo crear micro-hábitos. O pon en práctica las técnicas que te hemos desvelado en este post con alguno de nuestros Bootcamps. Transfórmate en un programador, con el Full Stack Jr. – Bootcamp Aprende a Programar desde Cero, en un T-shaped marketer, con el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos, o visita en resto de nuestra oferta formativa en keepcoding.io.

[email protected]