El auge del hacking ético en el mercado empresarial

Autor: | Última modificación: 21 de enero de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Si bien el concepto de hacking se vincula usualmente con el cibercrimen, este tipo de programación también se puede usar para hacer el bien.

En este caso se habla de hacking ético, una técnica de ciberseguridad que tiene como objetivo detectar los fallos de un sistema.

Para ello, hace falta un experto, el llamado hacker ético, y para este webinar hemos invitado a uno. Se trata de Miguel Ángel Romero de los Llanos, sargento del ejército del aire y CEO y CTO de Minery Report, una empresa especializada en ciberseguridad, digitalización y blockchain.

Las  competencias cubren los tres grandes bloques de la Ciberseguridad: forense, auditorías y bastionado o securización.

Como especialista de la ciberdefensa, nuestro ponente nos desvela los entresijos del hacking ético, explicando su origen, utilidad en el mercado laboral actual y oportunidades futuras del sector.

El hacker ético

A pesar de las connotaciones negativas de la palabra hacker, el término se refiere, en realidad, a una persona fanática de la programación. Y, como cualquier experto, este individuo puede utilizar sus conocimientos para hacer el bien o para delinquir. 

Por ello, la RAE define al hacker como “pirata informático”, pero también como “persona con grandes habilidades en el manejo de computadoras que investiga un sistema informático para avisar de los fallos y desarrollar técnicas de mejora”. Este último es el hacker ético, también llamado hacker de sombrero blanco.

El hacking ético, un sector en ascenso

El hacking ético nace en contraposición a la eclosión de la ciberdelincuencia, que aprovecha del anonimato, la accesibilidad desde cualquier parte del mundo y la sencillez que ofrece Internet para realizar cibercrimenes. El incremento de ataques y riesgos, paralelo al de la digitalización masiva de la población global, ha convertido a la seguridad informática en un aspecto necesario, a tener en cuenta desde el punto de vista empresarial y social.

Actualmente, la mayoría de los ciberataques son automáticos y realizados al azar. Se trata de programas que buscan las vulnerabilidades de un sistema para atacarlo. Basta con tener un software desactualizado o algo que falle para que la herramienta lo detecte y lo hackee. El objetivo del hacking ético es detectar estas vulnerabilidades antes de que lo haga un cibercriminal. 

Para lograrlo, son tres los ejes en los que puede trabajar un hacker ético: primero, en la realización de auditorías para evaluar la eficacia de una estrategia de ciberseguridad; segundo, en caso de incidente, la ejecución de un examen forense del estado de la cuestión (registro de actividades, evidencias…); tercero y último, la anticipación de los riesgos, evaluando las herramientas y los mecanismos de protección de activos necesarios y eficientes en cada contexto.

De todo esto se están dando cuenta las empresas en este momento. Por ello, hoy más que nunca, el hacking ético está experimentando un crecimiento nunca antes observado. Se necesitan expertos en el sector de la ciberseguridad, hackers de sombrero blanco para identificar las fallas de los sistemas informáticos y proteger a las empresas, y a la sociedad en general, de los posibles riesgos.

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Échale un vistazo al webinar para enterarte de todos los beneficios del hacking ético y de las razones por las que se necesitan más especialistas de este campo. Además, si tú también quieres convertirte en un hacker ético, no te pierdas la próxima edición del Ciberseguridad – Full Stack Bootcamp, una formación que te preparará, en 7 meses y en remoto, a enfrentarte a la realidad de este mercado.

 

YouTube video

[email protected]