Empleabilidad 5.0: construye tu marca personal en 4 pasos

Autor: | Última modificación: 15 de julio de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

¿Estás dando tus primeros pasos en el mercado laboral tecnológico? O, a lo mejor, ya tienes experiencia en el sector IT, pero quieres darle un empujón a tu carrera profesional. Sea como fuere, en este post te vamos a dar una serie de tips para que triunfes en el nuevo entorno de la empleabilidad 5.0.

Para ello, hemos hablado con una experta en la materia, Virginia Herraez, marketing manager en Talent Hackers, una empresa especializada en el reclutamiento de perfiles IT. En el webinar que acompaña este post, nos cuenta cómo hallar oportunidades en el contexto actual de empleabilidad 5.0 y sacarle el máximo provecho a nuestro perfil.

Empleabilidad 5.0: tu marca personal en 4 pasos

A pesar de que en el sector tecnológico hay una gran demanda laboral, se trata de un ambiente muy competitivo. Una vez que hayas superado la puerta de entrada, las oportunidades son infinitas. Pero, el gran reto, es dar ese primer paso

¿Sabías que los reclutadores dedican menos de 10 segundos a ojear los perfiles de los posibles candidatos a un puesto IT? Así que, si estás en búsqueda activa de empleo en el mercado de la empleabilidad 5.0, la clave es destacar. 

Pero no tienes que llamar la atención de cualquiera. Se trata de atraer a aquellos que quieres o aspiras a que te contraten; y, para ello, tienes que desarrollar tu marca personal. Este concepto se refiere a una serie de acciones cuyo objetivo es visibilizar tu perfil, ser relevante y construir una red de contactos útiles. ¿Te interesa? Hazlo en estos 4 pasos:

1. Crea un perfil relevante y atractivo. El objetivo es que, de un primer vistazo, se vean tus capacidades y aptitudes. Procura ser conciso y claro. Hay que incluir, además del nombre y una breve descripción, tus datos de contacto (que estén bien visibles); enlaces a redes, web, portfolio…; experiencia ordenada de forma cronológica (título del puesto, empresa, tiempo y principales tareas realizadas); habilidades tecnológicas; educación y cursos online; e idiomas.

¿Qué no debes incluir? Virginia Herraez recomienda evitar información ambigua, argot específico de tu anterior empresa o palabras que no añaden nada. Asimismo, no pongas idiomas o habilidades que no sepas, una dirección de email no profesional o fotos amateur, como un selfie.

¡No te olvides de la parte visual! Opta por un diseño simple, pero atractivo. Puedes usar plantillas. Y traduce tu CV al inglés si la oferta está en este idioma.

2. Sé productivo. En otras palabras, demuestra lo que sabes hacer. Una buena manera de hacerlo es mediante un portfolio que reúna tus proyectos. Aquí no hay limitación de extensión y lo importante es mostrar el cómo lo has hecho. 

En este caso, nuestra experta nos aconseja actualizarlo con frecuencia y no abandonarlo. Esto es primordial en el contexto competitivo de la empleabilidad 5.0. Tampoco te olvides de conectarlo con tus redes sociales y añadir información de contacto. 

3. Comparte e interactúa. Mueve tu CV y tus proyectos por redes profesionales y sociales. También hay que tener en cuenta que, a pesar de ser la plataforma laboral por excelencia, no solo existe LinkedIn. Hay otras herramientas a través de las cuales se puede encontrar trabajo, como Twitter, Slack o Discord, redes de Alumni, portales de empleo, agregadores de ofertas o agencias de reclutamiento.

4. Haz conexiones inteligentes. Por último, para darle visibilidad a tu marca personal, tienes que  crear una red de contactos que permitan amplificar tu alcance y brindar autoridad a tu perfil. Esto es especialmente importante en el sector IT. 

Según nuestra ponente, el 80% de las ofertas no se publican. Se ocupan las vacantes mediante promoción interna o a través de contactos. Por eso, hacer networking es crucial. Pero, ¿cómo hacerlo si partes de cero?

Puedes empezar poniéndote en contacto con profesionales o reclutadores de empresas o sectores en los que quieres trabajar. Explícales por qué te interesa la compañía, por qué crees que encajarías o pídeles consejos. 

Pero, ¡ojo!, infórmate antes sobre la persona y la empresa, sé conciso, no te vayas por las ramas, no seas ni muy formal ni muy informal y no olvides añadir tu CV/portfolio. Si logras establecer una relación profesional, haz un seguimiento para no perder el contacto. 

Construir tu propia marca personal es un proceso que lleva tiempo. Sin embargo, nuestra ponente nos asegura que las horas invertidas acaban dando su fruto. ¡Tú puedes!

[email protected]