Establecimiento de vectores de ataque: aspectos a valorar

Contenido del Bootcamp Dirigido por: | Última modificación: 19 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

Una vez se han realizado tanto el análisis pasivo como el activo en un ejercicio de intrusión, el equipo deberá hacer el establecimiento de vectores de ataque y, tras valorar diferentes aspectos, determinará sobre qué ubicaciones se realiza. En este post, veremos cuáles son esos aspectos.

Establecimiento de vectores de ataque

Establecimiento de vectores de ataque: aspectos a valorar

El establecimiento de vectores de ataque es el proceso de identificar y configurar los métodos utilizados por un atacante para llevar a cabo un ataque informático.

Un vector de ataque es una vía o método específico que un atacante puede utilizar para explotar una vulnerabilidad en un sistema o red. Puede incluir técnicas como el phishing, la inyección de código, la explotación de vulnerabilidades conocidas o la ingeniería social.

El establecimiento de vectores de ataque implica el análisis y la comprensión de los diferentes métodos que podrían ser empleados por los atacantes para penetrar en un sistema o red.

Para el establecimiento de vectores de ataque debemos tener en cuenta aspectos como:

Nivel de seguridad

Este aspecto en el establecimiento de vectores de ataque alude al grado de protección y a las medidas de seguridad implementadas en el sistema o red objetivo. Cuanto más alto sea el nivel de seguridad, más difícil será para un atacante comprometer el sistema.

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

El nivel de seguridad dentro del establecimiento de vectores de ataque puede evaluarse en función de diferentes aspectos:

  1. Configuración y actualización de software: implica asegurarse de que los sistemas y las aplicaciones están correctamente configurados y actualizados con los últimos parches de seguridad. Esto ayuda a mitigar vulnerabilidades conocidas y proteger contra ataques comunes.
  2. Controles de acceso: incluye el establecimiento de políticas de acceso adecuadas, como autenticación segura, gestión de contraseñas, control de privilegios y monitoreo de actividad de usuarios. También se refiere a la protección física de los sistemas y la restricción de acceso no autorizado.
  3. Protección de red: implica la configuración de firewalls, detección y prevención de intrusiones (IDS/IPS) y segmentación de red para evitar el movimiento lateral de los atacantes dentro de la infraestructura.
  4. Protección de datos: se refiere a la implementación de medidas de cifrado para proteger la confidencialidad de los datos, así como a la realización de copias de seguridad regulares y a la protección contra pérdida o corrupción de datos.
  5. Monitoreo y detección de amenazas: implica el uso de sistemas de monitoreo y detección de intrusiones para identificar actividades sospechosas o anómalas en tiempo real. También se pueden emplear técnicas de análisis de registros y análisis forense para investigar incidentes de seguridad.

Amplitud de movimiento

En el establecimiento de vectores de ataque, este aspecto hace referencia a la capacidad que tiene un atacante para moverse libremente dentro del sistema o red una vez ha logrado ingresar de manera no autorizada. Si un atacante puede moverse sin restricciones y explorar diferentes áreas del sistema, puede tener más oportunidades para acceder a información sensible o realizar actividades maliciosas sin ser detectado.

Posibilidad de pasar desapercibido internamente

Es la capacidad del atacante para evitar ser detectado por los sistemas de seguridad internos una vez ha ingresado al sistema. Si el atacante puede actuar sin levantar sospechas, es más probable que tenga éxito en sus objetivos. Esto puede implicar el uso de técnicas de ocultamiento, para evitar actividades sospechosas o eludir sistemas de monitoreo.

Cantidad de potenciales vectores de entrada

Es el número de puntos de entrada o vulnerabilidades que existen en el sistema o red. Cuanto más numerosos sean los vectores de entrada potenciales, más oportunidades tendrá un atacante de encontrar una forma de acceder al sistema. Estos puntos débiles pueden ser fallos en el software, configuraciones incorrectas o contraseñas débiles, entre otros.

Capacidad que aporta para la intrusión

Tiene que ver con la eficacia y el potencial de los vectores de ataque en permitir la intrusión en el sistema. Algunos vectores de ataque pueden proporcionar una mayor capacidad para comprometer la seguridad y lograr objetivos específicos, como acceder a información confidencial, obtener control remoto del sistema o realizar modificaciones maliciosas.

¿Quieres seguir aprendiendo?

El establecimiento de vectores de ataque es un paso clave en nuestros ejercicios de intrusión, de ahí la importancia de tener claros los aspectos generales de estos procedimientos. Si te ha gustado este tema y quieres seguir aprendiendo sobre ciberseguridad, accede a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp para convertirte en todo un profesional de la seguridad informática. Con esta formación íntegra de alta intensidad, nuestros profesores expertos te enseñarán a nivel teórico y práctico para impulsar tu carrera en poco tiempo. ¡Pide ya mismo más información y da el paso que te cambiará la vida!

Posts más leídos

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Ciberseguridad

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado