6 pasos para estudiar, residir y trabajar en España en el sector IT (2022)

Autor: | Última modificación: 9 de mayo de 2022 | Tiempo de Lectura: 4 minutos
Temas en este post:

Si, como extranjero, te estás planteando estudiar, residir y trabajar en España, puede que te frene pensar en todo el papeleo relacionado con la tarjeta de residencia. Si bien estas gestiones administrativas pueden ser abrumadoras, tienes varias posibilidades para sacarle el máximo provecho a tu estancia formativa.

Para aclarar tus posibles dudas, hemos consultado a una experta en la materia, Lucía García del Pino Montero, abogada especializada en extranjería, derecho internacional, derecho civil y derecho laboral en Opportuna Abogados

En el webinar que acompaña este post, nuestra invitada nos explica cómo funciona el sistema español de extranjería y desvela todas las oportunidades que tienes como estudiante internacional para estudiar, residir y trabajar en España. 

6 pasos para estudiar, residir y trabajar en España 

Antes de meternos en el meollo de la cuestión, veamos primero qué es extranjería. Según la Real Academia Española, este término designa la “cualidad y condición de extranjero”, pero también todo el “sistema o conjunto de normas reguladoras de la condición, los actos y los intereses de los extranjeros en un país”.

Por lo tanto, extranjería engloba todo lo relativo al estatus legal de los ciudadanos que no tienen nacionalidad española. Entre ellos, se encuentran los estudiantes internacionales extracomunitarios (no nacionales de países de la Unión Europea).

Ahora veamos las opciones que tienes si formas parte de este grupo demográfico para estudiar, residir y trabajar en España.

  1. Estancia por estudios. Si vas a iniciar tu carrera académica en España, como extranjero, lo primero es pedir un visado de estudiante en el consulado o la embajada del país que te quede más cerca. Una vez concedido, tendrás un plazo determinado para viajar al territorio español y solicitar tu primera TIE (Tarjeta de Identidad de Extranjero). 

Mientras sigas estudiando, podrás prorrogarla anualmente. Puedes realizar el trámite de renovación a partir de los 60 días anteriores a que te caduque la autorización de estancia por estudios y hasta los 90 días posteriores. Nuestra experta recomienda hacerlo lo antes posible porque el trámite tarda meses.  

  1. Autorización de trabajo. Si encuentras empleo mientras estás estudiando, puedes solicitar una autorización de trabajo. Esta solo te permite trabajar un máximo de 20 horas a la semana, para compatibilizarlo con los estudios, y tiene que gestionarlo la empresa que te contrate. Ten en cuenta que no es un permiso de residencia (no computa para la nacionalidad). 
  2. Permiso de residencia para prácticas. En este caso, si has obtenido un título de educación superior en los dos años anteriores, puedes solicitar este permiso. Está ligado a un contrato o convenio de prácticas. Es fundamental tener la tarjeta vigente, por lo que tienes que hallar las prácticas antes de que concluya tu ciclo formativo.
  3. Modificación a autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena. Esta se puede pedir al completar 3 años con autorización de estancia por estudios o 1 año con prácticas y conseguir un contrato relacionado con lo que has cursado. No puedes tener la tarjeta caducada, sino habrá que solicitar arraigo social. Merece la pena destacar a profesionales altamente cualificados, cuyos trámites de residencia van aparte, al ser un perfil alto.  
  4. Autorización de residencia para búsqueda de empleo. Si concluyendo los estudios no encuentras prácticas o trabajo, puedes solicitar una autorización de residencia para búsqueda de empleo. Tienes que haber finalizado un grado universitario, no autoriza a trabajar, hay que tener medios económicos para sustentarse ese año y no puedes modificar tu permiso (o sea empezar a trabajar) hasta los 60 días previos a su caducidad, por lo que no es recomendable apostar inicialmente por esta opción.
  5. Obtener la nacionalidad española. Por último, si cumples cierto tiempo como residente, puedes optar por la nacionalidad española. En general, tienes que haber cumplido 10 años, aunque hay excepciones: por protección internacional son 5; para nacionales de algunos países latinoaméricanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí son 2; y por matrimonio es 1.

En definitiva, según nuestra experta en extranjería, si tu objetivo es estudiar, residir y trabajar en España, primero, tienes que conseguir prácticas lo antes posible, ya sea cuando estés concluyendo tu formación o incluso antes, porque son las propias empresas las que tienen que gestionar todos estos trámites, por lo que no se prestan todas. 

Asimismo, es primordial planificar con tiempo las posibilidades que tienes para no perder nunca la vigencia de tu tarjeta y evitar encontrarte en situación irregular. También hay que destacar que siempre es mejor contar con ayuda legal profesional, porque, a menudo, ni las empresas están familiarizadas con estos procedimientos.

Por último, merece la pena subrayar que apostar por un sector emergente, con una gran demanda de profesionales, a la hora de elegir tu formación, es un beneficio para encontrar posteriormente trabajo y lograr una tarjeta de residencia.

Accede al webinar

Si te interesa el sector IT y quieres formarte en alguno de los perfiles más valorados en el mercado laboral, tenemos lo que necesitas. Si quieres iniciarte en tecnología, puedes estudiar programación con nuestro Full Stack Jr. Bootcamp Aprende a Programar desde Cero y, luego, especializarte en alguna rama de desarrollo. También puedes focalizarte en el mundo de las ventas con el Marketing Digital y Análisis de Datos Bootcamp

Sea cual sea tu situación, tenemos una opción para ti. ¡Contáctanos para más información!

[email protected]