Glosario Growth Hacking

Autor: | Última modificación: 21 de enero de 2022 | Tiempo de Lectura: 6 minutos
Temas en este post:

Es imprescindible hablar de un Glosario Growth Hacking si vas a tratar de marketing hoy. Esta metodología, que vio la luz originalmente en las empresas tecnológicas, se ha impuesto como estrategia clave para optimizar, en poco tiempo y al mínimo coste, el crecimiento de un producto en cualquier sector del mercado digital.

La popularización justificada de esta metodología es lo que motiva el desarrollo de este Glosario Growth Hacking. Con ello, nuestra intención es ofrecer a nuestra comunidad de KeepCoders un manual básico de los conceptos más representativos de esta disciplina y que cualquier T-Shaped Marketer debe dominar debería dominar. Vamos con ello.

Glosario Growth Hacking

Aha Moment

En el marco del Growth Hacking, se denomina “Aha Moment” al instante en el que el consumidor se da cuenta de la utilidad que tiene el producto en su vida. A partir de este momento, el cliente necesita el producto en cuestión y valora sus beneficios. Puede hasta convertirse en un imprescindible. Esta reacción es más bien emocional y se produce cuando la compra despierta en el consumidor una respuesta complaciente y de satisfacción.

CRO (Conversion Rate Optimization)

La optimización de la tasa de conversión, o CRO por sus siglas en inglés, es una rama del marketing digital que tiene como propósito fomentar el porcentaje de usuarios de un sitio web que se convierten en clientes. Se trata de un elemento fundamental de cualquier plan de marketing y crecimiento de un negocio digital. Para poner en práctica una estrategia de CRO, es necesario analizar tanto el fondo como la forma de una página, esto es, el diseño, la experiencia de usuario, la calidad del contenido, el tráfico orgánico y el pagado, etc.

Funnel pirata (AAARRR)

En Growth Hacking, el funnel pirata es el modelo que representa el proceso de compra y obtención de clientes. Se trata de una sucesión de 6 fases: el conocimiento de la existencia de una marca (awareness), la adquisición o el momento en el que la persona está interesada en el producto (acquisition), la activación o el primer contacto del cliente con la marca (activation), la retención o la fidelización de los clientes (retention), la monetización (revenue) y las referencias (referral). Su nombre se debe a la onomatopeya que forman las siglas de cada una de las fases en inglés: AAARRR, similar al sonido que se asocia con los piratas. Uno de los objetivos fundamentales del Growth Hacking es optimizar este proceso e incrementar la tasa de conversión en cada una de las fases.

Growth hacker

Growth Hacker es aquel profesional del marketing que pone en práctica las diversas técnicas y herramientas del Growth Hacking con el fin de fomentar, en el menor tiempo posible y al más bajo coste, el crecimiento de una marca. La meta última de esta figura es optimizar el consumo de un producto y, para ello, hace uso de las posibilidades tecnológicas que ofrece el mundo digital para desarrollar estrategias innovadoras y creativas de crecimiento.

Growth Hacking

El Growth Hacking es una rama del marketing que busca el crecimiento de una marca a corto plazo. En este sentido, se refiere tanto a las técnicas y habilidades que ponen en práctica los profesionales del marketing para lograrlo como el conjunto de herramientas digitales imprescindibles para la ejecución de las estrategias de growth. El objetivo final es la optimización de cada uno de los pasos por los que pasan los clientes, desde el conocimiento de la marca hasta su recomendación, pasando por la compra y la retención (el Funnel Pirata definido anteriormente).

Lead magnet

Un lead magnet, o un imán de clientes potenciales en español, es una estrategia de Growth Hacking que consiste en ofrecer un aliciente lo suficientemente llamativo a los consumidores para que estos brinden a cambio sus datos a la marca. La compañía colecciona esta información para utilizarla, a posteriori, en campañas de marketing. Un ejemplo es cuando una marca da un descuento a sus compradores a cambio de su registro. De esta manera, obtienen su dirección de correo electrónico donde mandar información sobre sus productos.

Minimum viable product (MVP)

El MVP o Minimum Viable Product (Producto Mínimo Viable) es una estrategia que apuesta por sacar al mercado una versión inicial del producto que permita estudiar su recepción por los consumidores para mejorarlo. Con ello, la meta final es adaptar el producto, en la mayor medida posible, a las necesidades del cliente ahorrando tiempo y esfuerzo.

Onboarding

En Growth Hacking, el Onboarding se refiere a la rapidez con la que los consumidores dominan el uso de un producto después de su adquisición. El objetivo no es únicamente que los usuarios sepan manejarlo, sino que se conviertan en expertos, a corto plazo y con una asistencia mínima. Con ello, se pretende convertirlos en clientes habituales.

Product-market fit

El product-market fit se refiere a la adecuación del producto en el mercado en el que se encuentra, es decir, que la marca supla una demanda real. Esto se consigue cuando se detecta una grupo de clientes potenciales que responden satisfactoriamente a ello. Por lo tanto, una de las metas del Growth Hacking es optimizar este aspecto, ajustando las características del producto para que encaje, en la mayor medida posible, en el mercado.

Referencias

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al Marketing Digital? 🔴

Descubre el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos por una semana

En marketing, las referencias o referrals son el boca a oreja, es decir, las recomendaciones de los clientes de una marca a sus familiares, amigos y conocidos, que se convierten en clientes potenciales. Es un pilar importante en el funnel de ventas, porque para que un negocio crezca, fidelizar una base de clientes es una de las claves fundamentales. Por ello, una marca puede incentivar a sus clientes para que la recomienden a su círculo más cercano mediante descuentos o regalos. Es una estrategia común de los comercios digitales que pueden hasta ofrecer un premio tanto a la persona que recomienda como al nuevo cliente.

Tasa de conversión

La tasa de conversión es el porcentaje de usuarios que visitan un sitio web y completan satisfactoriamente una de las acciones previstas por el equipo de marketing. Puede referirse tanto a la tasa de visitantes que acaban comprando un producto como de los que se han registrado. La tasa de conversión se calcula dividiendo los usuarios que cumplen con el objetivo inicial de la estrategia de marketing con el total de visitantes de la página web (tasa de conversión=usuarios convertidos/nº total de visitantes).

Test A/B

El test A/B es un método de evaluación de la experiencia de usuario. Consiste en dividir el público objetivo de un producto en dos grupos y enviar a cada uno una versión distinta de la acción de marketing que se quiere testear. A partir de la reacción de cada uno, se puede replantear la estrategia inicial, identificar lo que funciona mejor y lo que no y añadir mejoras.

Triggers

Trigger, que significa literalmente detonador en inglés, designa en marketing las líneas de acción que se activan automáticamente cuando un cliente completa una tarea específica. Por ejemplo, cuando un usuario añade productos a la cesta, pero no concluye con la compra, el trigger es el e-mail que le llega al instante animándole a que continúe.

El objetivo de los triggers es alentar al cliente para que realice una acción. En este contexto, hay dos tipos: los externos y los internos. Los primeros engloban todos aquellos aspectos que incitan al cliente a actuar de cierta manera a través de estímulos externos como los botones de acceso o las recomendaciones. Los triggers internos suceden cuando un producto se asocia por el cliente con una emoción o costumbre que los activa. Se manifiesta implícitamente en la mente de los consumidores.

Vanity metrics

Las vanity metrics o, lo que sería lo mismo, las métricas de vanidad son aquellos datos que pueden parecer favorables a un negocio desde el punto de vista superficial, pero que no se traducen en beneficios reales, por ejemplo, el número de seguidores en las redes sociales. Para identificar estas métricas, hay que analizar si los datos colectados tienen un impacto directo en el crecimiento del negocio. Si no es el caso, se trata de métricas de vanidad. Retomando el ejemplo mencionado, el número de seguidores del perfil de una marca no muestra la implicación (engagement) o las conversiones de potenciales clientes (que sí son métricas clave) y, por lo tanto, no es un indicador de mejora y crecimiento.

Viral loops

En Growth Hacking, se denomina viral loop al ciclo de recomendaciones y participación de usuarios en torno a una marca en el contexto digital. Esto lleva al crecimiento de un negocio a un bajo coste porque genera, por una lado, publicidad gratuita, y, por otro, confianza (porque no hay nada que acreciente más la credibilidad de una marca que las opiniones de sus clientes). Por eso, se trata de uno de los objetivos fundamentales de las estrategias de growth.

Wow Effect

El “Wow Effect” es el momento en el que una marca sorprende a su público. Esto lo puede hacer con el producto en sí, pero también se consigue con el diseño de una acción de marketing o con el copywriting. En cualquiera de los casos, el propósito es generar en el cliente un efecto de asombro aportando una novedad o beneficio.

[email protected]

¿Sabías que hay más de 2.700 vacantes para especialistas en Marketing sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!