Intrusión física en ciberseguridad

Contenido del Bootcamp dirigido por:

Intrusión física en ciberseguridad
¿Qué encontrarás en este post?

Una intrusión física en ciberseguridad es una de las últimas opciones que se plantea en muchas situaciones, debido al riesgo que conlleva la detección. En caso de lograrse, aporta ciertos beneficios, como el acceso directo a la red interna mediante un implante hardware.

A continuación, veremos cuáles on algunos de los aspectos generales de una intrusión física en ciberseguridad.

Intrusión física en ciberseguridad

¿Cómo funciona una intrusión física en ciberseguridad?

Una intrusión física en ciberseguridad es un tipo de ataque en el que un individuo o grupo de personas intenta acceder de manera no autorizada a sistemas, redes o infraestructuras informáticas físicamente, en lugar de hacerlo a través de métodos remotos o digitales.

En una intrusión física en ciberseguridad, los atacantes intentan superar las barreras físicas de seguridad, como puertas, cerraduras, sistemas de alarma o cámaras de seguridad, entre otros, para acceder a los activos o recursos protegidos. Esto puede incluir ingresar a un centro de datos, una sala de servidores, una instalación de red, una oficina o cualquier otro lugar donde se encuentren los componentes físicos de los sistemas informáticos.

Las intrusiones físicas pueden tener graves consecuencias para la seguridad de la información, ya que los atacantes pueden obtener acceso directo a los sistemas y manipularlos, robar información confidencial, instalar dispositivos de espionaje o sabotear los equipos. También pueden utilizar técnicas de ingeniería social para engañar al personal y obtener acceso no autorizado.

Para prevenir las intrusiones físicas en ciberseguridad, se implementan medidas de seguridad físicas, como controles de acceso, sistemas de vigilancia, alarmas, cerraduras de alta seguridad y la restricción del acceso solo a personal autorizado.

Objetivos en una intrusión física en ciberseguridad

Los posibles objetivos de realizar una intrusión física en ciberseguridad suelen ser los siguientes:

Infección del equipo interno

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Este objetivo implica comprometer la seguridad de los sistemas informáticos internos mediante la introducción de malware o software malicioso. Al infectar los equipos, los atacantes pueden obtener acceso remoto y control sobre la red, lo que les permite robar información confidencial o realizar acciones dañinas.

Despliegue de implante hardware

Aquí, los intrusos insertan dispositivos de hardware modificados o maliciosos en los sistemas o equipos de una organización. Estos implantes pueden incluir dispositivos de escucha, keyloggers o sistemas de intercepción de datos. Su objetivo es monitorear las actividades internas, capturar contraseñas o robar información valiosa.

Acceso a zonas sensibles de las instalaciones

El acceso a zonas sensibles de las instalaciones se refiere a la capacidad de los intrusos para ingresar a áreas restringidas, como salas de servidores o centros de datos (CPD). Al hacerlo, pueden obtener acceso directo a los equipos, sistemas y redes críticas de una organización, lo que les permite llevar a cabo ataques adicionales o extraer información confidencial.

Intrusión física en ciberseguridad

Obtención de información interna (en formato físico)

En este caso, los atacantes buscan obtener información confidencial o valiosa almacenada físicamente dentro de las instalaciones de una organización. Esto puede incluir documentos impresos, discos duros, cintas de respaldo u otros medios de almacenamiento físico que contengan datos importantes. El objetivo es obtener acceso a esta información para su uso malicioso o para venderla en el mercado negro.

Robo de dispositivos internos (PC, USB…)

Aquí, los intrusos tienen como objetivo robar dispositivos internos, como ordenadores, unidades USB, discos duros o cualquier otro dispositivo de almacenamiento que contenga información valiosa. Estos dispositivos pueden utilizarse para obtener acceso a datos sensibles o para extraer información fuera de las instalaciones de la organización.

¿Cómo prevenir una intrusión física en ciberseguridad?

Para evitar una intrusión física en ciberseguridad, implementa medidas sólidas de seguridad física. Controla el acceso físico a tus instalaciones y asegúrate de que solo las personas autorizadas puedan ingresar. Usa cerraduras robustas, sistemas de vigilancia y alarmas para proteger tus servidores y equipos sensibles. Además, capacita a tus empleados sobre la importancia de la seguridad física y promueve una cultura de conciencia. Mantén los dispositivos portátiles seguros y encriptados. Establece políticas de limpieza y destrucción de datos confidenciales.

¿Quieres seguir aprendiendo?

Existen muchos modos de hacer intrusión física en ciberseguridad, de ahí que recalquemos la importancia de estar siempre preparados para estas eventualidades. Por eso, si te interesa seguir aprendiendo sobre esta y otras temáticas similares para convertirte en todo un experto de la seguridad informática, accede ya a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp. Se trata de una formación de alta intensidad, en la que profesores expertos en este mundillo te enseñarán a nivel teórico y práctico para impulsar tu carrera profesional en poco tiempo. ¡Pide ya mismo más información y anímate a cambiar tu futuro!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Ciberseguridad

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado