Proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta

Contenido del Bootcamp dirigido por:

ejecución de ataques de fuerza bruta
¿Qué encontrarás en este post?

¿Sabes cómo funciona el proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta? En un proceso de intrusión, en caso de no haber logrado acceso por ninguna vía a una máquina de la organización objetivo, se pueden aprovechar las deficiencias que existen debido a una mala concienciación de los empleados y a medidas de seguridad preventiva pobres, como, por ejemplo, la existencia de claves predecibles y servicios sin doble factor de autenticación.

En empresas grandes es fácil encontrar empleados con claves que siguen patrones predecibles, como «Marzo2019», «Marzo19», etc. Para explotar esta debilidad se pueden realizar diferentes acciones en el proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta. Veamos algunas de esas acciones.

Proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta

Ejecución de ataques de fuerza bruta

Los ataques de fuerza bruta son métodos de prueba agresivos utilizados por los ciberdelincuentes para obtener acceso no autorizado a cuentas o sistemas. Funcionan mediante el intento sistemático y repetitivo de probar todas las combinaciones posibles de contraseñas o nombres de usuario hasta encontrar la correcta.

Esto se realiza utilizando programas automatizados que generan y prueban miles o incluso millones de combinaciones en un corto periodo de tiempo. Los atacantes esperan, eventualmente, encontrar una combinación válida para acceder a una cuenta o sistema, aprovechando la debilidad de contraseñas débiles o sistemas que no cuentan con medidas de seguridad adecuadas.

Para el proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta se pueden realizar acciones como:

Identificación de matrículas de empleados o direcciones de correo

En esta acción de la ejecución de ataques de fuerza bruta, el atacante busca obtener información sobre los empleados o usuarios del sistema objetivo. Esto puede incluir recopilar matrículas de empleados, que son identificadores únicos asignados a cada empleado, o direcciones de correo electrónico asociadas a esos empleados. El objetivo principal es obtener nombres de usuario o direcciones de correo válidas que puedan utilizarse en futuros intentos de inicio de sesión.

Al recopilar esta información, el atacante puede construir una lista de posibles nombres de usuario o direcciones de correo electrónico para utilizar en el ataque de fuerza bruta.

Identificación de sistemas sin doble factor de autenticación (auth. contra el dominio interno)

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

La autenticación de doble factor (2FA) es una medida de seguridad adicional que requiere que los usuarios proporcionen dos formas de verificación para acceder a un sistema o cuenta. Esto puede ser determinante en el proceso de ejecución de ataques de fuerza bruta. Generalmente, implica algo que el usuario conoce (como una contraseña) y algo que el usuario posee (como un código enviado a su dispositivo móvil).

En esta acción de la ejecución de ataques de fuerza bruta, el atacante busca identificar sistemas o cuentas que no utilicen la autenticación de doble factor. El objetivo es encontrar objetivos más vulnerables, ya que la autenticación de doble factor proporciona una capa adicional de seguridad que dificulta el éxito de un ataque de fuerza bruta.

Al identificar sistemas sin autenticación de doble factor, el atacante puede centrar sus esfuerzos en esos objetivos para aumentar las posibilidades de éxito en la ejecución de ataques de fuerza bruta

Pruebas contra el listado completo de usuarios obtenido

Una vez que el atacante ha recopilado una lista de posibles nombres de usuario o direcciones de correo electrónico, puede comenzar a realizar pruebas de fuerza bruta. En este caso, se sugiere limitar el número de intentos de inicio de sesión por día para evitar la detección y el bloqueo automático de cuentas.

El atacante llevará a cabo un número limitado de intentos de inicio de sesión (por ejemplo, 1 o 2 al día) utilizando diferentes combinaciones de nombres de usuario y contraseñas para intentar acceder a las cuentas objetivo.

La restricción de la cantidad de intentos diarios ayuda a evitar la detección automatizada y los bloqueos de cuenta, lo que permite que la ejecución de ataques de fuerza bruta continúe durante un periodo prolongado sin levantar sospechas.

¿Quieres seguir aprendiendo?

La ejecución de ataques de fuerza bruta debe ser un ejercicio supervisado y solo hay que usarlo con fines éticos. Si te ha gustado el tema y quieres aprender mucho más sobre este mundillo del hacking ético, accede a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp para convertirte en todo un profesional en cuestión de meses. Con esta formación de alta intensidad, nuestros profesores expertos te enseñarán toda la teoría y la práctica que necesitas para para impulsar tu carrera y triunfar en el mercado laboral IT. ¡Pide ya mismo más información y atrévete a cambiar tu vida!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Ciberseguridad

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado