6 pasos para manejar proyectos con Waterfall

Autor: | Última modificación: 18 de marzo de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

En el mundo IT, es vital tener un entendimiento sólido de las diferentes metodologías de gestión de proyectos. En este artículo, vamos a profundizar en una de las metodologías básicas, pero aún relevante en ciertos contextos, que es manejar proyectos con Waterfall.

La gestión eficaz de los proyectos es tan importante para un desarrollador como conocer el lenguaje de programación en sí. Al fin y al cabo, el código más brillante del mundo no tiene sentido si no se integra adecuadamente en el marco de un proyecto bien gestionado. En este sentido, conocer y entender cómo manejar proyectos con Waterfall es una habilidad esencial para cualquier desarrollador, independientemente de su especialidad.

¿Qué es Waterfall?

Antes de que adentrarnos en el tema de cómo manejar proyectos con Waterfall, es importante entender qué es y cómo funciona este modelo. Imagínate una cascada, con el agua fluyendo de un nivel a otro, de forma unidireccional. Así es exactamente como funciona la metodología Waterfall en el desarrollo de software. Avanzas de una fase a la siguiente sin mirar atrás.

Los 6 pasos para manejar proyectos con Waterfall

Imagina que estás construyendo una casa. No puedes empezar a pintar las paredes antes de haber puesto los cimientos. Del mismo modo, al manejar proyectos con Waterfall tienes que completar cada fase antes de pasar a la siguiente. La metodología Waterfall, dentro del desarrollo de software, proporciona una estructura y un orden que pueden ser invaluables, especialmente para los proyectos de mayor envergadura y con requisitos bien definidos.

Teniendo esto en mente, vamos a explicarte 6 pasos que debes seguir para manejar con éxito proyectos con Waterfall:

Definición de requisitos

Aquí es donde empieza todo: el primer paso para manejar proyectos con Waterfall. Los miembros del equipo se reúnen para definir exactamente qué es lo que se supone que debe hacer el producto final. Cada característica y cada función se esbozan hasta el último detalle.

Análisis

En esta etapa, los requisitos se analizan para desarrollar el mejor enfoque para su implementación. El equipo busca entender cómo se enlazan estas características y cómo interactuarán entre sí en el resultado final.

Diseño

El diseño es donde la teoría se convierte en realidad. Aquí es donde diseñamos la arquitectura del software para crear el plan detallado que guiará el desarrollo.

Implementación

¡Es hora de picar código! Los desarrolladores toman el diseño y comienzan a escribir el código que dará vida al producto.

Testing

El testing se encuentra justo entre la implementación y la puesta en producción. Aquí, probamos todo lo que se ha implementado para buscar cualquier bug o problema que pueda haberse deslizado.

Mantenimiento

Para finalizar el manejo de proyectos con Waterfall, una vez que el producto final ha sido puesto en producción, entramos en la fase de mantenimiento. Aquí, se realizan ajustes, se corrigen bugs y se garantiza que el software sigue funcionando como se esperaba.

Waterfall vs Agile

Es posible que te preguntes cómo se compara Waterfall con metodologías más modernas, como Agile. A diferencia de Agile, Waterfall no permite mucha flexibilidad. Una vez te comprometes con algo en la etapa de definición de requisitos, estás bastante atado a ello. Esto puede ser tanto una fortaleza como una debilidad, dependiendo del proyecto.

La metodología Waterfall puede no ser la más moderna o flexible, pero aún tiene su lugar en el desarrollo de software. Para proyectos de gran envergadura con requisitos bien definidos y un alto nivel de estabilidad, puede ser justo lo que necesitas.

En definitiva, a pesar de la creciente popularidad de otras metodologías de gestión de proyectos, como Agile, Waterfall sigue siendo relevante y muy utilizada en la industria. El conocimiento de cómo funciona y cómo se puede aplicar en tus proyectos no solo te hará un desarrollador más competente, sino también un miembro del equipo más valioso.

Te enseñamos más en nuestro bootcamp

Así que ahora que ya sabes cómo manejar un proyecto con la metodología Waterfall, ¿por qué no aplicas este conocimiento en proyectos reales? En KeepCoding, no solo te enseñamos teoría, también te brindamos la oportunidad de aplicar lo que aprendes en ejercicios prácticos como parte de nuestro Desarrollo Web Full Stack Bootcamp.

Incorporarte al sector tecnológico es dar un salto gigantesco hacia una vida de oportunidades ilimitadas. Esta industria está llena de demanda, así que ¡pide información ahora y dale un impulso a tu carrera!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Desarrollo Web

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado