¿Qué es el formato EML?

Autor: | Última modificación: 16 de septiembre de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Sabes qué es el formato EML y por qué es importante conocer su estructura en ciberseguridad? El correo electrónico siempre ha sido y continúa siendo el principal vector de ataque que utilizan los hackers maliciosos para llegar a nuestros sistemas. Por eso, deben ser analizados rigurosamente antes de ser abiertos o hacerle caso a las instrucciones que nos presentan. Diariamente, se presentan cientos de miles de intentos de phishing, extorsiones y envíos de malware por medio de estos canales de comunicación. Por lo tanto, se requieren ciertos hábitos y medidas de seguridad para encontrarse a salvo.

Existen diferentes técnicas y herramientas que puedes utilizar para evaluar el contenido de un correo electrónico. De hecho, en la segunda parte de este post, hablaremos sobre los protocolos necesarios para proteger la seguridad de estos mensajes. Sin embargo, primero nos concentraremos en conocer la estructura del tipo de archivo que se utiliza para enviar mensajes y ficheros adjuntos por este popular medio. A continuación, te explicaremos qué es el formato EML y por qué es indispensable saber cómo funciona para preservar la seguridad del correo electrónico.

¿Qué es el formato EML?

El término EML es un acrónimo de la palabra email y corresponde a un tipo de formato de archivo que se utiliza actualmente como estándar para el envío de correos electrónicos. Es decir, al mandar un correo por este medio, se envía un archivo EML que puede ser interpretado por la interfaz del servicio de email que hayamos elegido como usuarios.

El formato EML tiene una estructura de tres partes que, si utilizas una cuenta de email, seguramente reconocerás al instante:

  • Cabecera: contiene información sobre el origen real del correo, así como datos acerca de la seguridad de los servidores utilizados y otros datos importantes sobre el archivo.
  • Cuerpo: tiene el contenido del correo y, en caso de ser un reenvío, puede contener información sobre el o los remitentes pasados.
  • Adjuntos: ficheros adjuntos al correo.

Análisis de correos electrónicos

Ya hemos visto qué es el formato EML y la simple estructura que lo compone. Ahora, hablaremos de por qué es importante conocer este tipo de archivos a la hora de analizarlos en búsqueda de malware. A continuación, te explicaremos cómo se ejecuta el análisis de correos electrónicos, de acuerdo on cada parte de su estructura EML.

Análisis de la cabecera

La cabecera, como explicábamos antes, presenta información sobre el origen del correo. Para garantizar que estos datos sean ciertos, se deben utilizar los siguientes protocolos de protección:

  • SPF: Sender Policy Framework es un protocolo de seguridad para correo electrónico que permite verificar los servidores de origen del mensaje. De este modo, no se acepta ningún correo que provenga de servidores que no estén debidamente certificados.
  • DKIM: Domain Keys Identified Mail es un protocolo de firmas digitales que garantiza al ciento por ciento la integridad y autenticidad del correo electrónico. Dichas firmas digitales sirven para asegurar que el remitente del correo es quien dice ser y, además, que el contenido del correo se encuentra intacto.
  • DMARC: Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance es un protocolo que verifica que los dos anteriores se hayan cumplido de forma correcta. En caso de que alguno de ellos no logre verificarse, rechaza o reporta el correo electrónico.

La cabecera contiene información relevante para el analista como:

  • IP del servidor de origen.
  • Dominio del servidor de origen.
  • Remitente.
  • Dirección de respuesta.

Análisis del cuerpo

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Aunque un usuario común desconozca qué es el formato EML, es necesario que aprenda a analizar el cuerpo del mismo en búsqueda de:

  • URL sospechosas.
  • Contenido del texto: verificar si contiene anomalías o errores de redacción, ortografía, tono o léxico.
  • Posibles remitentes y correos si se trata de un reenvío.

Análisis de archivos adjuntos

Si quieres que tu sistema permanezca a salvo, antes de abrir cualquier archivo adjunto en un correo es bueno que lo analices por medio de alguna plataforma gratuita o de pago. Algunas herramientas para análisis de malware en ficheros sospechosos son:

  • VirusTotal.
  • Notmining.
  • PassiveTotal.
  • Apility.
  • Apivoid.
  • Polyswarm.
  • Hybrid Analysis.

¿Cómo aprender más?

Si quieres aprender más sobre qué es el formato EML y cómo analizar su contenido por seguridad, en KeepCoding tenemos la formación perfecta para ti. Accede a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y conviértete en un experto en menos de 7 meses. Aprende con la guía constante de expertos en el sector sobre temas como análisis de malware, criptografía, hacking ético y mucho más. ¡No sigas esperando e inscríbete ya para darle un giro a tu vida!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 24.000 vacantes para especialistas en Ciberseguridad sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!