¿Qué es la estrategia de implementación blue-green?

Autor: | Última modificación: 11 de agosto de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Las estrategias de despliegue o implementación se refieren a herramientas que se enfocan en llevar a cabo mejoras en aplicaciones sin que se necesite pausar o interrumpir su funcionamiento. Existen diferentes tipos de estas estrategias, entre las que destacamos la de implementación blue-green, que crea instancias de la nueva versión y, cuando estén listas, se envía todo el tráfico hacia ellas.

De modo que, si quieres aprender más acerca de esta estrategia y cómo utilizarla, quédate en este artículo para conocer todo lo necesario sobre la implementación blue-green.

¿Qué son las estrategias de implementación?

Antes de profundizar acerca de la opción blue-green, es indispensable que conozcas un poco más acerca de las estrategias de implementación, que no son más que herramientas usadas para realizar cambios o actualización en un sistema o aplicación. Además, permite llevar a cabo las mejoras sin pausar la aplicación, lo que asegura una mejor experiencia para el usuario.

Las estrategias de despliegue o implementación también se caracterizan por ayudar a que los despliegues puedan realizarse de forma ágil y fiable a través del uso de procesos continuos, administrados y bastante sencillos.

¿Qué es la estrategia de implementación blue-green?

La implementación blue-green (azul-verde en español) corresponde a un tipo de lanzamiento de mejoras y/o actualizaciones de una aplicación. Se trata, en particular, de una técnica enfocada en el cambio de versiones de software de una plataforma digital.

Su diferenciación respecto a los otros tipos de implementación está en que evita el tiempo de inactividad a la hora del cambio de versiones.  

Características de la implementación blue-green

  • Para entender la estrategia de implementación blue-green es importante partir de la distinción de dos componentes:
  • Por un lado, la versión blue, es decir, la versión estable de la aplicación que está en funcionamiento.
  • Por otro lado, la versión green, el servidor próximo a lanzar. 

Ahora bien, la estrategia de implementación blue-green consiste en poner en marcha solo una de las versiones. En pocas palabras, si el entorno azul está activo, el entorno verde no trabaja, y viceversa. De esta forma, mientras se llevan a cabo las pruebas automatizadas correspondientes para garantizar la funcionalidad de la versión green (versión B), el tráfico de usuarios se redirecciona a la versión blue (versión A). Cuando se ha corroborado la calidad de la versión B, se cambia el enrutador para que toda la demanda entrante se dirija a la nueva actualización. 

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al mundo DevOps & Cloud Computing? 🔴

Descubre el DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en DevOps & Cloud Computing por una semana

Tras haber implantado la versión green, la versión anterior no se desecha. Por el contrario, se conserva como soporte de posibles fallas o contratiempos de la actualización o, del mismo modo, puede convertirse en el modelo a partir del cual se construirá la siguiente versión. 

Ventajas y desventajas de la implementación blue-green

Entre las ventajas de la implementación blue-green está la posibilidad de suprimir el tiempo de inactividad producto de la realización de cambios. Esto, por consecuencia, representa una mejoría en la experiencia del usuario, teniendo en cuenta que se le evita al cliente la molestia de esperar el lapso de tiempo que comprende la actualización y su arranque. 

Además de lo anterior, la implementación azul-verde implica la reducción del riesgo de suspensión total dada su capacidad de despliegue/retroceso instantáneo: si la versión green llega a fallar, puede suspenderse inmediatamente y ponerse en marcha la versión blue.

El lado desfavorable de esta técnica de implementación está en el coste que supone el trabajo de dos versiones idénticas. Implementar dos sistemas de software requiere, desde luego, la inversión del doble de recursos. Sumado a ello, se debe tener en cuenta que no todas versiones cuentan con los mismos parámetros de tiempo de actividad y ni los componentes para llevar a cabo la integración/distribución continua que requiere la implementación blue-green.

De igual manera, teniendo en cuenta que la estrategia de implementación blue-green exige pruebas automatizadas aplicadas a toda la plataforma antes de su lanzamiento, se señala que el coste de este trabajo es considerablemente alto.

¿Cuál es el siguiente paso?

En este artículo has podido conocer en qué consiste la estrategia de implementación blue-green, así como sus características, ventajas y desventajas más importantes. Ahora, si ya has podido llegar hasta aquí es porque te interesa saber mucho más acerca de esta y otras opciones que te permitirán mejorar tus procesos de despliegue y desarrollo de software.

Para alcanzar tus metas, no dudes en continuar con tu proceso de formación y aprendizaje y matricúlate en nuestro DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp, donde te tomará solo algunos meses aprender todo lo necesario para destacar frente a tu competencia al convertirte en un verdadero experto del sector IT. ¡Apúntate ahora y sigue aprendiendo!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 2.500 vacantes para ingenieros DevOps sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!