¿Qué es la huella digital? [10 consejos]

Autor: | Última modificación: 17 de febrero de 2022 | Tiempo de Lectura: 5 minutos
Temas en este post:

Vivir en una sociedad digital provoca que la mayoría de personas dejemos un rastro en la red, la conocida huella digital. En este post, compartiremos todo lo que necesitas saber sobre la huella digital, los riesgos que entraña y la manera de protegernos en Internet.

La huella digital y sus tipos

Cuando utilizas Internet dejas un rastro de información conocido como huella digital. Una huella digital crece de muchas maneras. Por ejemplo, cuando publicas en redes sociales, te suscribes a un boletín informativo, dejas una reseña o compras online.

A veces, no es fácil saber que estás contribuyendo a tu huella digital. Una situación puede ser en los sitios web que pueden rastrear tu actividad instalando cookies en tu dispositivo, y las aplicaciones pueden recopilar tus datos sin que lo sepas.

Una vez que permites que una organización acceda a tu información, esta podría vender o compartir tus datos con terceros. Y en el peor de los casos, en una filtración de datos tu información personal podría verse comprometida.

En ocasiones, se escuchan los términos huella digital activa o pasiva en relación a las huellas, conozcamos en qué se diferencian:

Huellas digitales activas

Una huella digital activa ocurre cuando el usuario compartió deliberadamente información sobre sí mismo (por ejemplo, mediante la publicación en redes sociales). Si un usuario inicia sesión en un sitio web a través de un nombre de usuario o perfil registrado, cualquier publicación que realice forma parte de su huella digital activa. Otras actividades que contribuyen a las huellas digitales activas incluyen completar un formulario en línea o aceptar cookies en tu navegador.

Huellas digitales pasivas

Se crea una huella digital pasiva cuando se recopila información sobre el usuario sin que este sea consciente de que está sucediendo. Por ejemplo, esto sucede cuando los sitios web recopilan información sobre cuántas veces los visitan los usuarios, de dónde vienen y cuál es su dirección IP. Este es un proceso oculto, por lo que los usuarios no saben qué está ocurriendo. Otro ejemplo de este tipo de huella se da en redes sociales, cuando los anunciantes recopilan las veces que das “me gusta”, compartes y comentas publicaciones con el fin de crear un perfil sobre ti y enviarte contenido específico.

10 Acciones para proteger tu huella digital

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Muchos empleadores, universidades y otras entidades pueden buscar tu identidad en la red, por lo que es aconsejable tener controlada tu huella digital. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para proteger tus datos personales y administrar tu reputación online.

Utiliza buscadores para comprobar tu huella digital

Ingresa tu nombre y apellidos en los buscadores e incluye cualquier variación en la ortografía. Revisar los resultados del buscador te dará una idea de qué información sobre ti está disponible en Internet. Si alguno de los resultados te muestra de forma negativa, puedes comunicarte con el administrador del sitio para ver si puede eliminarlo. Configurar Google Alerts es una forma de vigilar tu nombre.

Limita lo que compartes

Cada vez que proporcionas tu información personal a una organización, amplías tu huella digital. También aumenta la posibilidad de que una de las organizaciones que almacenan tus datos los usen de mala manera, o bien que tales organizaciones sufran una filtración, lo que pone tus datos en las manos equivocadas. Antes de enviar un formulario, valora si vale la pena hacerlo.

Verifica tu configuración de privacidad

La configuración de privacidad en las redes sociales te permite controlar quién ve tus publicaciones. Revisa estos ajustes y asegúrate de que estén en un nivel con el que te sientas cómodo. Facebook, por ejemplo, te permite limitar las publicaciones a tus amigos y hacer listas personalizadas de personas que pueden ver ciertas publicaciones. Sin embargo, ten en cuenta que la configuración de privacidad solo te protege en el sitio de redes sociales correspondiente.

No compartas en exceso tu vida personal en redes sociales

Las redes sociales facilitan la conexión con otras personas, pero también pueden facilitar el intercambio excesivo. Evita revelar tu número de teléfono o dirección de correo electrónico en tu biografía de redes sociales. Cuando compartes tu ubicación u otros datos personales piénsalo bien antes de hacerlo.

Evita los sitios web inseguros

Asegúrate de que realizas transacciones con un sitio web seguro. La dirección URL tiene que comenzar con https://, en lugar de http://. La letra «s» significa «seguro» e indica que el sitio tiene un certificado de seguridad. También debe haber un ícono de candado a la izquierda de la barra de direcciones. Nunca compartas información confidencial en sitios no seguros, especialmente detalles de pago.

No divulgues datos privados en redes Wi-Fi públicas

Una red Wi-Fi pública es menos segura que tu red personal, ya que no sabes quién la configuró o quién más podría estar observando. Evita enviar información personal cuando utilices redes Wi-Fi públicas.

Crea contraseñas seguras y utiliza un administrador de contraseñas

Una contraseña segura te ayudará a mantener la seguridad en Internet. Una contraseña segura es larga (tiene 12 caracteres o más) y contiene una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, además de símbolos y números. Mientras más compleja y dedicada sea tu contraseña, más difícil será de descifrar.

Usar un administrador de contraseñas puede ayudarte a generar, almacenar y administrar todas tus contraseñas en una única cuenta segura online. Mantén la privacidad de tus contraseñas, evita compartirlas con otros o escribirlas en papel. Evita usar la misma contraseña para todas tus cuentas y recuerda cambiarlas con frecuencia.

No inicies sesión con Facebook

Iniciar sesión en sitios web y aplicaciones usando Facebook es lo más cómodo. Sin embargo, cada vez que inicias sesión en un sitio web de terceros con tus credenciales de Facebook, le das permiso a esa empresa para que extraiga tus datos de usuario de Facebook, lo cual podría poner en riesgo tu información personal.

Mantén actualizado el software

El software obsoleto podría albergar una gran cantidad de huellas digitales. Sin las actualizaciones más recientes, el software puede ser más vulnerable, por lo que los cibercriminales podrían acceder a esta información. Estos delincuentes pueden acceder fácilmente a los dispositivos y datos de una víctima explotando las vulnerabilidades del software. Esto se puede prevenir manteniendo actualizado tu software.

Utiliza una VPN

El uso de una red privada virtual (o VPN) puede ayudar a proteger tu huella digital. Esto se debe a que las VPN enmascaran tu dirección IP, lo que hace que tus acciones en la red sean prácticamente imposibles de rastrear. Esto protege tu privacidad en línea y puede evitar que los sitios web instalen cookies que rastreen tu historial de navegación en Internet.
Hemos explicado qué es una huella digital, los tipos que hay y también hemos compartido una serie de recomendaciones para que las pongas en práctica y puedas controlar la huella digital que dejas en la red.

¿Por dónde seguir?

Ahora que sabes qué es la huella digital, ¿quieres introducirte en el sector de la Ciberseguridad? Con nuestro Bootcamp en Ciberseguridad te convertirás en un especialista en la seguridad informática en menos de 7 meses, dominando todas las herramientas y tecnologías del sector. ¡Da el cambio que quieres ver en tu vida!

[email protected]

Prueba gratis el

Ciberseguridad

Full Stack Bootcamp por una semana

Vive la experiencia KeepCoding como uno de nuestros Bootcampers por una semana y aprende de:


  • Cybersecurity 101
  • Criptografía
  • Desarrollo Seguro de Aplicaciones