Test externos y funcionales en desarrollo web

Autor: | Última modificación: 8 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

Los test externos y funcionales en desarrollo web son dos tipos de testing que nos ayudan a comprobar las funcionalidades, la performance y el código de cualquier tipo de programa de desarrollo. Mientras que unos utilizan herramientas externas, otros utilizan herramientas para comprobar el código en sí.

Tipos de testing: test externos y funcionales

El testing es una práctica que se realiza dentro de las metodologías de desarrollo de un proyecto, cuya intención es realizar comprobaciones sobre las funcionalidades, la performance y los elementos desarrollados de cada uno de los programas de código. El testing se divide en diferentes tipos y, en este artículo, te hablamos sobre los test externos y funcionales en desarrollo web, para que puedas determinar qué tipo de comprobaciones son más útiles para cumplir tus objetivos.

Tests externos

En primer lugar, los test externos hacen referencia a los test que realizan las herramientas que no tienen nada que ver dentro del programa, es decir, no lo realizamos nosotros. Las herramientas de estos test no tendrán acceso a nuestro código de ninguna manera, por lo que solo tendrán acceso a los resultados de un programa.

Por eso, su objetivo principal es comprobar la experiencia de los usuarios y el correcto desarrollo de un sitio web, teniendo en cuenta el aspecto visual, es decir, lo que forma parte del componente frontend del desarrollo web. A su vez, con un test de performance se puede evaluar el posicionamiento de los servidores en los que se aloja un programa y la relación que tiene en la ejecución.

Las dos secciones de los test externos son:

  • Los test manuales son instrucciones que se deben seguir para comprobar la funcionalidad de un programa, servidor o herramienta. Al pensar en test manuales, podemos recordar los que nos ayudan a realizar las personas de call-centers de telecomunicaciones, quienes, para resolver un problema, nos brindan una serie de pasos a seguir. También podemos pensar en los formularios o instrucciones de sitios web.
  • Los test automáticos son los que se realizan sin necesidad de seguir un conjunto de instrucciones. Por ejemplo, podríamos grabar una interacción con una aplicación y, después, programar cada cuanto tiempo se necesita realizar una comprobación sobre la grabación.

Una de las herramientas que puedes usar para evaluar los test externos es Pingdom.

Test funcionales

En contraste con el anterior tipo de test, encontramos los test funcionales, que no son externos y nos brindan una visualización directa del código. Los test funcionales se basan en la parte funcional, la que se puede ejecutar, de una aplicación. Por esta razón, no vamos a comprobar los resultados o la performance de un programa, sino el código.

Los test funcionales se dividen en 5 tipos, en los que el eje se encuentra en los test funcionales de tipo unitario, de integración y los tipo e2e.

A continuación, te contaremos un poco más acerca de las funcionalidades de cada uno de los test funcionales:

  • Unitarios: son los test más empleados en la actualidad, con herramientas como Jest y Mocha. Este tipo de test nos permitirá evaluar el código al separar cada componente.
  • Integración: son los test funcionales que comprueban las funcionalidades integrales de un programa, es decir, el código en conjunto. Es útil si queremos comprobar el panorama completo.
  • Aceptación: nos ayuda a comprobar si un programa está dentro de los requerimientos e indicaciones de un negocio. Sin embargo, este no es muy usual dentro de los testers del mercado.
  • Regresión: este test tampoco es muy recurrente, aunque se encarga de comprobar el programa cuando se han realizado cambios en la aplicación.
  • e2e: son test bastante interesantes, pues van a comprobar las funcionalidades al replicar comportamientos de un usuario normal.

¿Qué sigue ahora?

Los test externos y funcionales en desarrollo web son un par de comprobaciones que te permitirán conocer cuál es el estado de un programa de código, así como de las funcionalidades que este trae consigo. Esto se realiza a partir de diferentes herramientas, las cuales puedes dominar si te unes al Desarrollo Web Full Stack Bootcamp, la formación intensiva con la que te convertirás en un profesional en pocos meses. ¡Anímate a cambiar tu futuro y sigue aprendiendo!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Desarrollo Web

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado