Tipos de exploits

Autor: | Última modificación: 3 de octubre de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Sabes qué tipos de exploits existen, cómo se clasifican y qué diferentes funciones tienen? El pentesting, red teaming o hacking ético es un área de la ciberseguridad que se encarga de replicar las técnicas de un atacante en un sistema informático. Para ello, un investigador de seguridad debe ejecutar un proceso muy similar al que seguiría un hacker malicioso real. Sin embargo, las principales diferencias entre un pentest y un ataque real son:

  • El permiso del propietario del sistema para simular el ataque.
  • La elaboración de un reporte sobre las vulnerabilidades halladas.

Las vulnerabilidades de un sistema son aquellos fallos informáticos que permiten que los hackers se infiltren para instalar malware o robar datos. Estos bugs pueden ser sencillos errores de configuración, programación o utilización de un software; sin embargo, son la puerta para ciberataques de alto nivel de riesgo.

En este post, hablaremos sobre programas diseñados especialmente para explotar vulnerabilidades informáticas. Estos sirven para poner a prueba y establecer el nivel de riesgo de estos fallos. A continuación, te explicaremos qué tipos de exploits existen y cómo se utilizan en ciberseguridad.

Tipos de exploits

Los exploits son softwares desarrollados específicamente para utilizar vulnerabilidades informáticas como puertas de acceso a un sistema ajeno. Estos códigos son diseñados y utilizados por hackers maliciosos para realizar ciberataques dirigidos y generalizados. Por lo tanto, también los hackers éticos los desarrollan y los aplican en auditorías de ciberseguridad. Existen diferentes tipos de exploits, como veremos a continuación.

Exploits conocidos

Cuando un investigador informático descubre un nuevo fallo de seguridad, tiene la opción de comunicarlo o no. Debido a que es información sensible para el sistema, existen protocolos para el manejo de estos datos. Por ejemplo, si el red team de una empresa descubre un fallo, seguramente se lo comunicará de forma secreta al equipo azul, y este solo hará la vulnerabilidad pública después de haber desarrollado un parche de seguridad.

Los hackers maliciosos, por su parte, al descubrir un nuevo fallo, tendrán una enorme ventaja sobre el equipo de seguridad del sistema y, seguramente, decidirán no comunicárselo a nadie o venderlo en el mercado negro. Por eso, existe una gran diferencia entre los fallos conocidos y no conocidos.

Al igual que los fallos, también hay exploits conocidos y no conocidos. Los conocidos han sido desarrollados para explotar vulnerabilidades públicas, que pueden consultarse en la página de Common Vulnerabilities and Exposures (CVE), una ONG para compartir información sobre fallos.

Exploits desconocidos

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Los exploits desconocidos son altamente peligrosos para un sistema, ya que le permiten a un grupo de hackers de sombrero negro ir varios pasos adelante del equipo de seguridad del sistema. Por esa razón, tanto los ciberdelincuentes como los profesionales en ciberseguridad están en una búsqueda constante de exploits desconocidos que pudiesen afectar al sistema.

Exploits para software vulnerable

Los exploits para software vulnerable son aquellos que se especializan en obtener acceso al sistema por medio de aplicaciones. Estos programas se aprovechan de errores de seguridad que contienen algunos de los softwares que utilizamos a diario con el fin de infiltrarse en el sistema y ejecutar tareas maliciosas. Un ejemplo para estos tipos de exploits son los ataques con macros en los documentos de Office, programas incrustados en ficheros ofimáticos por medio de los que podría ejecutarse código malintencionado.

La solución para este y otros tipos de exploits desde la parte del usuario consiste en instalar las actualizaciones de los programas del sistema cada vez que estas surjan. Claro que, de antemano, es necesario confiar en el programa.

Exploits de servicios

Los exploits de servicios son aquellos que utilizan protocolos del sistema operativo para infiltrarse en el ordenador de la víctima. Los servicios son los estándares informáticos que emplean los sistemas operativos para que las aplicaciones se comuniquen entre sí. Esto abre puertas a vulnerabilidades que los hackers podrían aprovechar, por lo cual también es importante actualizar los sistemas operativos.

Escalada de privilegios

Los exploits para escalar privilegios son aquellos que le permiten al atacante o investigador de seguridad obtener permisos de usuario administrador (en Windows) y root (en GNU/Linux) para ejecutar comandos y aplicaciones. Es una técnica de postexplotación, que ya viene incluida en algunos tipos de exploits.

¿Cómo aprender más?

Si quieres aprender a utilizar diferentes tipos de exploits con fines éticos, en KeepCoding encontrarás un curso completo e intensivo ideal para ti. Con el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp aprenderás con la guía de profesionales para convertirte en un especialista en tan solo 7 meses. Aprende en vivo sobre pentesting, criptografía, análisis de malware y mucho más. ¡Atrévete a darle un giro a tu vida y pide más información sobre el bootcamp!

[email protected]

¿Trabajo? Aprende a programar y consíguelo.

¡No te pierdas la próxima edición del Aprende a Programar desde Cero Full Stack Jr. Bootcamp!

 

Prepárate en 4 meses, aprende las últimas tecnologías y consigue trabajo desde ya. 

 

Solo en España hay más de 120.400 puestos tech sin cubrir, y con un sueldo 11.000€ por encima de la media nacional. ¡Es tu momento!

 

🗓️ Próxima edición: 13 de febrero

 

Reserva tu plaza descubre las becas disponibles.