Tenemos un nuevo caso de éxito de un KeepCoder que aunque siempre ha estado cerca al mundo tecnológico, llegó a KeepCoding buscando orientar su perfil a la programación al 100%. Esta es la historia de Jero Sánchez, Alumni del Full Stack Mobile Bootcamp que inició su carrera programando en BASIC, pero quien por cosas de la vida estuvo unos años apartado del código.

Jero es de Madrid, pero también se siente de otra parte del mundo “Nací en Madrid, pero como uno “no es de donde nace, sino de donde pace”, y yo pací diez años en México, en realidad me considero madrileño y español, y también tapatío (así llaman a los que viven en Guadalajara, Jalisco) y mexicano”.

Jero picó sus primeras líneas de código a los 17 años en BASIC y desde ahí empezó su pasión “Recuerdo que mis padres me compraron un Olivetti Prodest PC1 a 8 Mhz, con una disquetera de 3.5″, 512 KB de RAM, sin disco duro, y un monitor de fósforo verde en el que se trabajaba en modo texto a 80 columnas y 24 líneas. Venía con MS-DOS 3.20 y GW BASIC en un disquete. Como muchos otros colegas, aprendí a programar de manera autodidacta. Eso sí, en aquella época no había internet, así que tiraba de revistas y manuales, copiando código y modificándolo a ver qué pasaba”.

El primer proyecto de programación profesional de Jero fue hecho para una multinacional alemana “Fue en mi último año de la universidad. Se trataba de un sistema de gestión para llevar el control del mantenimiento de maquinaria de producción para una multinacional alemana. Estaban buscando (imagino) algún chaval jovencito al que pagarle poco y les sacara las castañas del fuego”.

Jero consiguió su primer empleo a los 21 años, pero precisamente no se relacionó con el mundillo del código “Mi primer empleo formal como informático lo conseguí con 21 años en Volvo Penta, división de motores para barcos de la multinacional sueca. Acepté un puesto como operador de mainframes IBM AS400. Ese gesto, aparentemente inócuo, marcó mi destino profesional durante muchos años, hasta que decidí volver del lado de la fuerza :-)”.

Aunque Jero no se dedicaba por completo al desarrollo, siempre buscaba maneras para acercarse al código “Durante esa etapa nunca perdí el contacto del todo con el mundo de la programación, a veces con pequeños proyectos en la empresa en la que estuviera (cuando las responsabilidades y la carga de trabajo me lo permitían), y a veces con proyectos personales. Incluso tuve oportunidad de ser programador a tiempo completo para una empresa local durante un tiempo, nada más llegar a México, desarrollando un sistema web de “Bussiness Intelligence” con PHP5 sobre Linux.

Finalmente, tras más de quince años de carrera en TI, decidí reinventarme para ganarme la vida con lo que en el fondo siempre ha sido mi única y verdadera pasión profesional: desarrollar software”.

Reinventarse fue la mejor solución para volver de nuevo a la programación, y para esto, Jero buscó una formación que lo llevará a su nuevo camino “El momento exacto de la decisión, aunque llevaba tiempo fraguándose, vino dado por una conversación con mi buen amigo Antonio José Masiá, otro alumno del Bootcamp. Él también estaba en un proceso de reinvención personal, en su caso del mundo de la arquitectura y formación al desarrollo de software. Un día me llamó para comentar conmigo su idea de inscribirse en el Bootcamp Web. Estuvimos hablando de los contenidos, la duración… y durante esa conversación tomé la decisión.

En mi caso, dado que era un usuario de productos Apple desde hacía ya unos cuantos años, y que me llamaba mucho la atención el desarrollo de aplicaciones móviles, decidí inscribirme en el Bootcamp Mobile, siempre con la mirada puesta en convertirme en desarrollador iOS”.

La experiencia de Jero en el Bootcamp fue intensa pero llena de ilusión “El largo año que estuve formándome en KeepCoding fue duro, no lo voy a negar. Hacer compatible un trabajo a tiempo completo en consultoría con tres clases nocturnas por semana, más prácticas… En fin, que si no tienes la pasión, la motivación necesaria y las ideas claras de por qué lo estás haciendo, es muy fácil abandonar a mitad de camino.

Mirándolo en perspectiva, fue una etapa de mi vida muy intensa, llena de ilusión por lo que estaba consiguiendo, de crecimiento constante, casi semana a semana, y que al final suposo un hito importante en el camino que me había marcado para completar mi reinvención profesional”.

La vida profesional de Jero ha cambiado radicalmente después del Bootcamp “Definitivamente (…) ha supuesto un antes y un después en mi carrera, y casi diría en mi vida. Me ha ayudado a actualizarme en tecnologías y herramientas, a “hablar” el lenguaje del desarrollo de software de hoy en día, a sentir que puedo aportar muchísimo valor como desarrollador a cualquier proyecto, en gran parte gracias también a la experiencia que he ido acumulando con los años.

Después de muchos años programando cuando podía y como podía, se puede decir que ahora sí me siento totalmente integrado en la comunidad del desarrollo de software, tanto por formación como por conocimientos y experiencia. Puedo decir que he completado el giro profesional que inicié hace ya algunos años, y estoy donde quería estar.

Claro, soy consciente de que aún me queda por delante mucho que aprender. Desde que terminé el Bootcamp me he seguido formando (…) Pero sin duda, KeepCoding fue la lanzadera que me puso en la órbita del desarrollo de software profesional que estaba buscando”.

Jero nos ha contado su percepción de las oportunidades que existen en el sector de la programación “Lo que sí debo reconocer, hasta donde conozco el mercado laboral, es que para una buena parte de personas que vengan de otras profesiones o que apenas estén empezando a trabajar, en el desarrollo de software se puede encontrar gran estabilidad económica y sueldos superiores al promedio.

No hay día que pase que no me contacten por LinkedIn para nuevos proyectos. También es cierto que no es oro todo lo que reluce. Hay mucha “cárnica” a la caza de “commodities”. Lo bueno es que, si estás empezando, es probable que encuentres trabajo en muy poco tiempo. Luego dependerá de donde caigas, de lo dispuesto que estés a seguir aprendiendo y progresar, y que te encuentres cómodo con el cambio”.

Para finalizar, Jero nos ha dejado tres consejos para quien se esté pensando entrar al sector mobile:

  1. No le hagas demasiado caso a las modas y aprende bien los fundamentos del lenguaje de programación, las bases de la arquitectura limpia y los frameworks nativos de iOS. No caigas en la trampa de intentar solucionar tus problemas cortando y pegando código, aplicando arquitecturas enlatadas o añadiendo dependencias (a.k.a. frameworks de terceros) para cualquier cosa. Lo fácil y rápido, a la larga, te saldrá caro.
  2. Programa mucho, todos los días, no importa el qué.
  3. Invierte en tu formación. Claro que puedes aprender a base de tutoriales en YouTube y en blogs, pero en mi experiencia, es muy poco eficiente. Después del Bootcamp he seguido invirtiendo en mi formación, y seguiré haciéndolo. Es la mejor manera de mantenerte actualizado en un tiempo razonable, seguir progresando en tu carrera y tener acceso a las mejores oportunidades laborales.

Si quieres contactar con Jero, aquí te dejamos su Linkedin. Este caso de éxito nos ha demostrado que siempre estás a tiempo para seguir tu pasión, y si es en el mundillo del código, mejor que mejor. Si buscas un sector que te apasione y te de grandes beneficios, descubre nuestros bootcamps en programación y empieza tu camino con nosotros. Si quieres conocerlos en detalle, descarga el temario:

Bootcamp Aprende a programar desde cero
Full Stack Web Bootcamp
Full Stack Mobile Bootcamp
Full Stack Big Data & Machine Learning Bootcamp
Full Stack DevOps Bootcamp
Full Stack Cybersecurity Bootcamp

¡Pide más información! Nosotros te llamamos

Otras confesiones que te pueden interesar:

¡Conoce nuestros Bootcamps!

Descarga el temario y descubre cómo en 6 meses podrás ser un Full Stack DevOps Bootcamp.

¿Quieres más información?