de periodista a full stack web developer en alemania

A pesar de seguir siendo una minoría, cada vez son más las mujeres que deciden emprender el camino de la programación. Este caso de éxito en particular nos llena de ilusión porque es una KeepCoder del Full Stack Web Bootcamp que decidió pasar de ser periodista a programadora Web.

Esta es la historia de Beatriz García, nativa de Ciudad Real, que vive actualmente en Alemania, desde donde cursó nuestro Bootcamp y consiguió enfocar su carrera en la programación. Hablamos con Beatriz para conocer su Caso de éxito y esto fue lo que nos contó:

¿Cuándo entraste al mundillo de la programación?

Todo empezó hace seis años cuando me mudé a Alemania (München) y vi que mis expectativas laborales como periodista no eran nada esperanzadoras. Empecé de forma autodidacta con cursos de diseño web online porque me llamaban mucho la atención.

Por mi carrera y experiencia anterior ya dominaba el tratamiento de las imágenes y los conceptos de la composición visual, colores, tamaños, tipografías…me divertía maquetando webs, pero sentía mucha curiosidad por conocer cómo se programaban desde dentro, porque hasta ese momento para mí era pura “magia”.

Por esa curiosidad empecé a programar, primero con cursos online para principiantes y cuando me dí cuenta que era capaz de pasarme horas y horas disfrutando del código delante del ordenador, pensé que quizás existiría una posibilidad de dedicarme a esto profesionalmente.

Sin embargo, te puedes imaginar las mil dudas e inseguridades que tenía en la cabeza, porque tenía mi estereotipo de programador era un informático muy friki con unas habilidades extraordinarias.

Entonces apareció por casualidad la posibilidad de regresar a Madrid una temporada para realizar un bootcamp de Frontend Developers para personas sin conocimientos previos y el mismo día que terminé empecé a trabajar de junior. En ese momento me di cuenta que estaba dentro de este mundillo y que existe una gran demanda de profesionales.

Cuéntanos un poco de tu experiencia laboral

Trabajé 10 años en los medios de comunicación, radio, prensa y sobre todo televisión. Conocer nuevas historias cada día, nuevos rostros, lugares inesperados, costumbres, tradiciones…es maravilloso, un trabajo muy ilusionante. Pero luego tienes por otra parte la inestabilidad, las mil horas extras y el salario precario.

Cuando terminé Adalab empecé a trabajar como Junior Frontend Developer en Airbus a través de una subcontrata (Babel). Honestamente tuve que enfrentarme a lo que se llama “el síndrome del impostor”. Había roto con mi pasado laboral, entraba en una nueva profesión y mi formación no superaba el año incluyendo el tiempo de autoaprendizaje.

Pero poco a poco coges confianza, te enfrentas a nuevos frameworks y sobre todo cuentas con la ayuda de tus compañeros. Después de seis meses trabajando decidí volver a Alemania y probar suerte con esta nueva profesión bajo el brazo.

Me costó unos meses encontrar unas prácticas como developer en una empresa alemana (Hyve) y cuando estaba empezando a rodar vino el coronavirus de lleno y no pude continuar.

¿Por qué pasaste del mundo del periodismo a la programación?

Trabajar como periodista es un trabajo muy vocacional y satisfactorio a nivel personal, pero casi siempre muy precario. Hace seis años, con la crisis económica la situación se agravó y tuve la oportunidad de mudarme a Alemania. Sabía que allí sería borrón y cuenta nueva porque no tenía el suficiente nivel de alemán ni contactos y esto es imprescindible.

«Estudiar programación no estaba en mis planes, pero surgió de forma muy natural».

Como ya te he contado primero acercándome al diseño y luego experimentando con el código, se puede decir que me picó el gusanillo. También me di cuenta que es un campo con mucha demanda y con muchas opciones para formarte.

¿Qué te llevó a escoger el Full Stack Web Bootcamp?

Ya había realizado un Bootcamp de frontend y quería impulsar mi carrera. Mi motivación fue profesional pero también algo personal. A la típica pregunta sobre que te gusta más, si la parte visual o las tripas de un proyecto, nunca sé que responder. Quería aprender y retarme con la parte de Backend, necesitaba tener una visión general sobre todo lo que construye una aplicación.

Conocidos de mi entorno me hablaron muy bien sobre este Bootcamp, ví que el temario era muy completo y además las clases eran online y podía seguirlas estando en Alemania…era perfecto.

¿Qué tal fue tu experiencia en el Bootcamp?

Ha sido intenso, en algunos momentos muy intenso, pero ha merecido la pena. Cuando decides hacer este tipo de formación sabes que tienes que invertir tiempo, energía y esfuerzo de una forma muy concentrada.

Algunos momentos fueron algo exhaustivos, no lo voy a negar, pero siempre conté la ayuda de profesores y compañeros cuando me sentía atascada. En otros momentos era yo la que echaba una mano y al final sientes que formas parte de un grupo con el mismo objetivo.

La mayoría de las clases fueron muy reveladoras porque trataban de temas que desconocía, y se agradece que quienes las imparten tengan experiencia porque te advierten sobre los futuros problemas o disyuntivas a los que te enfrentarás.

Personalmente me encanta retarme con las prácticas al terminar cada módulo y aunque dedique horas y horas y obtengas algún dolor de cabeza, me quedo con la sensación que tengo cuando aparece el ¡EUREKA!

¿Cuál fue tu mayor reto dentro del Bootcamp?

El proyecto final sin duda. Era el momento de ponernos a prueba. He tenido la suerte de tener un equipo de diez. Nos hemos complementado muy bien y nos lo hemos tomado como si fuera un proyecto real.

Creo que el secreto para que todo rodara ha sido la buena organización y compromiso de cada uno de nosotros. La comunicación nunca ha faltado y nos hemos echado una mano cuando teníamos alguna dificultad técnica. El resultado desde luego ha sido de sobresaliente y para sentirse muy orgullosa.

¿Crees que esta formación te ha proporcionado un cambio relevante en tu vida laboral?

«Al 100%, el proyecto final del Bootcamp ha sido decisivo para pasar el proceso de selección»

Poder mostrar una aplicación con cierta complejidad, donde has intervenido tanto en el Frontend como en el Backend y ser capaz de explicar la arquitectura me abrió las puertas en mi nueva empresa.

Creo que les llamó la atención la proactividad y las ganas de aprender. Superarte a ti misma y estar en constante aprendizaje creo que es vital para un junior…bueno, en general para cualquier posición dentro de este mundillo.

Mi empresa (uptodate Ventures Gmbh) ha apostado por mí y solo puedo decir que es reconfortarte levantarte ilusionada cada día.

¿Notas una mejora sustancial de sueldos si comparas lo que cobras ahora y lo que cobrabas antes de hacer el Bootcamp o de dedicarte a la programación?

Indudablemente. Si lo comparo con mi sueldo de periodista no hay color. He pasado de un sueldo precario a un sueldo más que decente y eso que ahora soy junior.

Si quieres contactar con Beatriz para conocer más de su carrera y de sus proyectos, aquí te dejamos su Linkedin. Este es un caso de éxito que nos demuestra la cantidad de oportunidades que tiene el sector tecnológico en cualquier parte del mundo sin importar tu perfil o experiencia. Si quieres convertirte en nuestro próximo caso de éxito, conoce nuestros Bootcamps y entra al sector tecnológico en poco tiempo.

Conoce nuestros Bootcamps

Bootcamp Aprende a programar desde cero
Full Stack Web Bootcamp
Full Stack Mobile Bootcamp
Full Stack Big Data & Machine Learning Bootcamp
Full Stack DevOps Bootcamp
Full Stack Cybersecurity Bootcamp
Máster en Tecnologías Exponenciales de la Computación
Bootcamp de Marketing Digital y Análisis de Datos

¡Pide más información! Nosotros te llamamos

Otras confesiones que te pueden interesar:

¡Conoce nuestros Bootcamps!

Descarga el temario y descubre cómo en 6 meses podrás ser un Full Stack DevOps Bootcamp.

¿Quieres más información?