Reinventarse como desarrollador web [Caso de éxito]

Autor: | Última modificación: 4 de marzo de 2024 | Tiempo de Lectura: 4 minutos

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

La vida es un constante fluir de cambios y transformaciones y, en el ámbito profesional, sobre todo en el sector IT, la capacidad de reinventarse como desarrollador web se convierte en un elemento crucial para navegar por las aguas turbulentas del mundo laboral. Sebastián Pérez, un ingeniero informático de Chile que, actualmente, trabaja en Barcelona, comprendió que la adaptabilidad y la búsqueda constante de aprendizaje son pilares fundamentales para mantenerse relevante en un entorno cada vez más dinámico y competitivo.

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados y las demandas del mercado evolucionan constantemente, la capacidad de crecer se convierte en un imperativo para aquellos que buscan destacar y prosperar en sus carreras profesionales. Para Sebastián, esta comprensión se convirtió en un lema de vida, impulsándolo a buscar nuevas oportunidades y desafíos que lo llevaran a alcanzar su máximo potencial. Este keepcoder cumplió con su objetivo de reinventarse como desarrollador web con el Desarrollo Web Full Stack Bootcamp y, en esta entrevista, hablamos sobre su historia.

¿Cuándo empezaste a programar?

Empecé con las computadoras cuando tenía unos 12 años (año 1994). En esos tiempos, primero aprendí a utilizar DOS y las primeras versiones de Windows. Luego empecé a aprender BASIC con los pocos recursos que había (básicamente sin internet).

Háblanos un poco sobre tu experiencia laboral

Me titulé como ingeniero en informática en el año 2006 y el año siguiente empecé a trabajar como desarrollador en una consultora. Principalmente hacía desarrollo con .NET y Java, pero poco tiempo después empecé a moverme más hacia la gestión, concretamente la gestión de proyectos.

Estuve alrededor de dos años en ese rol y luego me fui a trabajar a una compañía minera en el norte de Chile. En esa empresa trabajé durante varios años en tecnología (también liderando proyectos) y luego en finanzas.

En el año 2015 volví a vivir a mi ciudad natal (en el sur de Chile) e inicié un emprendimiento comercial que, con el tiempo, derivó hacia la tecnología, específicamente enfocado en el desarrollo de un SaaS para la gestión de librerías. Ahí volví a la ingeniería de software al 100% y me di cuenta de que es una de las cosas que más me apasiona hacer.

¿Por qué decidiste cursar un bootcamp para seguir formándote?

Cuando volví a trabajar en desarrollo de software me di cuenta de que necesitaba actualizar mis conocimientos. Habían cambiado muchas cosas en el desarrollo web en los últimos años y, a pesar de tener los fundamentos de programación, necesitaba un training rápido en las nuevas tecnologías que se estaban usando en la actualidad.

¿Qué te llevó a escoger el Bootcamp Web de KeepCoding?

Durante la pandemia, estuve buscando algunas opciones online. En Chile no encontré ninguno que pareciera tener una buena trayectoria o que cubriera justamente lo que quería ver. Luego busqué algunas opciones en inglés, pero se me escapaban del presupuesto y, además, no quería que el idioma pudiera representar una barrera al momento de aprender.

Finalmente, seguí buscando y llegué a Keepcoding, que reunía todos los requerimientos que buscaba y tenía una beca disponible para latinoamericanos. 

¿Qué tal fue tu experiencia en el bootcamp?

Mi experiencia en general fue muy buena. Tuve la oportunidad de contar con muy buenos y dedicados profesores, que respondían rápidamente todas las dudas que se presentaban. Además, el contenido de los cursos era lo suficientemente avanzado como para no tener que repasar lo más básico de programación, conocimiento que yo ya tenía y que no me agregaría valor para lo que buscaba.

Quizás lo más difícil, por la diferencia horaria, fue que algunas clases me resultaba difícil tomarlas en directo, sobre todo porque en algunos casos eran de 3 o 4 horas. 

¿Crees que el bootcamp te ha proporcionado un cambio relevante en tu vida laboral?

Definitivamente supuso un cambio muy positivo para mí. En primer lugar, me permitió terminar exitosamente mi proyecto de implementar un Saas para librerías, el cual está actualmente en funcionamiento y con clientes. Además, también me dio la oportunidad de encontrar una posición como tech lead en una importante consultora argentina, donde fui asignado a un proyecto remoto en USA; ahí gané una valiosa experiencia internacional.

Finalmente, lo más importante, gracias a toda la experiencia previa, obtuve un trabajo en Barcelona. La empresa donde estoy actualmente me ofreció relocalizarme con mi familia, así que he podido seguir desarrollando mi carrera profesional en España.

¿Qué gran objetivo quieres conseguir ahora?

Mi gran objetivo ahora es seguir profundizando mis conocimientos técnicos, así como mezclar mi experiencia previa en gestión junto con la ingeniería. Mi deseo es poder ser un buen líder técnico o engineering manager, apoyando al desarrollo de nuevos ingenieros.

Déjanos un consejo para quien se esté planteando entrar en el mundo de la programación

Lo más importante es no desanimarse y entender que esto es una carrera de largo tiempo. Hay muchos cursos que ofrecen convertirte en desarrollador en 3 o 6 meses y luego viene la decepción de no poder encontrar un trabajo o darse cuenta que tienes muchas lagunas de conocimiento. Es importante entender que un bootcamp es un impulso inicial, pero debes seguir trabajando duro para aprender y desarrollarte como ingeniero.

La trayectoria de Sebastián Pérez es un claro testimonio del poder transformador del aprendizaje y la dedicación en el mundo de la programación. Desde aquellos primeros pasos en la tecnología hasta su destacada posición actual en Barcelona, su historia inspira a aquellos que se aventuran en el apasionante camino del desarrollo de software, recordándoles que cada desafío superado es una oportunidad para crecer y alcanzar nuevos horizontes.

Reinventarse como desarrollador web lo ha ayudado a alcanzar nuevos objetivos en su vida. Si a ti también te gustaría afianzar tus conocimientos y evolucionar en el sector IT, no te pierdas nuestros bootcamps en programación y tecnología. ¡El futuro que deseas está más cerca de lo que imaginas!