Diferencias entre atacar y defender en ciberseguridad

Autor: | Última modificación: 5 de enero de 2023 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Conoces cuáles son las principales diferencias entre atacar y defender en ciberseguridad? ¿Por qué es importante tener en cuenta esta distinción a la hora de practicar ambos procesos?

¿Te has preguntado alguna vez qué es más difícil, si hackear un sistema o defenderse de un ciberataque? Existe una diferencia, en términos de complejidad, a la hora de atacar y defender en ciberseguridad. Sin embargo, antes de llegar a ese punto, hablaremos un poco acerca de qué es el hacking, cómo se relaciona con las medidas de protección informática y por qué es tan importante para mantener altos niveles de seguridad.

Contexto

El hacking ético, en el campo de la informática, se refiere al aprendizaje y la implementación de las técnicas de los hackers maliciosos, con el fin de poner a prueba la seguridad de un sistema. En otras palabras, el hacking ético consiste en atacar de manera autorizada un determinado sistema informático con el objetivo de encontrar sus vulnerabilidades tanto conocidas como desconocidas.

De este modo, el hacking ético juega un rol fundamental en el desarrollo de medidas de seguridad, como lo son las actualizaciones de software y los parches de seguridad. No obstante, como decíamos anteriormente, existe una diferencia de dificultad entre las tareas de un hacker ético y un miembro del Blue Team (encargado de la protección del sistema), y ese es el tema de este artículo. A continuación, veremos la diferencia entre atacar y defender en ciberseguridad, entendida desde los dilemas a los que se enfrentan los hackers y los miembros del Blue Team.

Diferencias entre atacar y defender en ciberseguridad

Entenderemos las diferencias entre atacar y defender en ciberseguridad por medio de un vistazo hacia los dilemas que tienen tanto los hackers como el equipo de protección a la hora de ejecutar sus tareas. Al final, veremos si alguno de estos propósitos resulta más fácil que el otro o si son igual de difíciles de ejecutar.

El dilema del Blue Team

Para entender cuál es la diferencia entre atacar y defender en ciberseguridad, primero hablaremos acerca del dilema al que se enfrenta el Blue Team a la hora de aplicar medidas de protección. Dicho dilema, a la vez, representa una gran ventaja para sus contrincantes, es decir, los miembros del Red Team o, en el peor de los casos, los ciberatacantes reales.

El dilema del Blue Team consiste en que este debe proteger cada uno de los elementos que componen los complejos sistemas informáticos que se utilizan en la actualidad. Gracias al teletrabajo y el desarrollo de la tecnología, cada vez las superficies de ataque son más amplias, por lo que el Blue Team debe desplegar cada vez más herramientas de monitorización, detección y eliminación de amenazas.

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

Mientras que el Blue Team está ocupado articulando el funcionamiento de todas estas medidas y centralizando su control, el atacante o el Red Team solo necesita encontrar un fallo (en ocasiones muy pequeño) para causar daños dentro del sistema.

El dilema del atacante

Del mismo modo que el Blue Team se enfrena ante un dilema, a la hora de defender, los atacantes también tienen una desventaja a la hora de ejecutar sus tareas maliciosas. Si bien solamente requieren un fallo para infiltrarse y causar daños, los hackers maliciosos tienen un punto débil, que puede ser aprovechado por el Blue Team. Dicho punto débil consiste en que, una vez son detectados, pueden ser fácilmente bloqueados por el equipo de ciberseguridad.

Cada vez se desarrollan más herramientas y técnicas para reducir el tiempo de permanencia de los atacantes dentro de los sistemas. Dicho término se refiere a la cantidad de minutos, horas, días o meses que pasan los atacantes en el sistema hasta que son detectados. No obstante, hasta hace poco, la empresa Cisco Security halló que el tiempo de permanencia promedio en los ciberataques era de 52 días, es decir, cerca de dos meses.

En conclusión, se puede afirmar que defender un sistema es más difícil que atacarlo, pero, gracias a las medidas de seguridad actuales, cada vez es más difícil para los atacantes descubrir y ejecutar los hackeos más peligrosos, que se basan en la explotación de vulnerabilidades de día cero y el uso de malwares avanzados.

¿Cómo aprender más?

Ahora conoces las diferencias entre atacar y defender en ciberseguridad. Si quieres adquirir conocimientos sobre todos los campos de la ciberseguridad, en KeepCoding tenemos el mejor curso para ti. Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y conviértete en un gran profesional en tan solo 7 meses. ¿A qué estás esperando para impulsar tu carrera? ¡Inscríbete ya!

[email protected]

¿Trabajo? Aprende a programar y consíguelo.

¡No te pierdas la próxima edición del Aprende a Programar desde Cero Full Stack Jr. Bootcamp!

 

Prepárate en 4 meses, aprende las últimas tecnologías y consigue trabajo desde ya. 

 

Solo en España hay más de 120.400 puestos tech sin cubrir, y con un sueldo 11.000€ por encima de la media nacional. ¡Es tu momento!

 

🗓️ Próxima edición: 13 de febrero

 

Reserva tu plaza descubre las becas disponibles.