Evolución del cerebro e impacto en el comportamiento

Autor: | Última modificación: 10 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post: ,

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

La evolución del cerebro e impacto en el comportamiento son conceptos que se encuentran integrados dentro de la economía conductual o neuromarketing, ya que son los elementos que generan mejores oportunidades para conocer a nuestro cliente o posible usuario. Así pues, aprende aquí sobre esta evolución y sobre los tipos de cerebro.

Evolución del cerebro e impacto en el comportamiento

La evolución del cerebro y de las teorías que se han construido alrededor de su funcionamiento siempre nos ayudarán a evidenciar el gran impacto que tienen sobre el comportamiento de un ser humano. Y, en este caso, sobre el comportamiento que tienen los compradores en el mercado. Así pues, a continuación te contaremos cómo ha evolucionado el cerebro desde el punto del consumidor racional hasta el consumidor intuitivo, así como un modelo de cerebro triuno o triúnico, que nos ayuda a representar la evolución del cerebro.

El consumidor racional

Saber cómo funciona el cerebro y cómo puede actuar el consumidor es una duda constante. Por eso se empezó a pensar en el concepto del consumidor racional, relacionado con la teoría económica clásica. Un consumidor racional se considera una persona que puede tomar una decisión concreta. Se encarga de evaluar todos los datos, para lo que va a recordar toda la información de forma completa y exacta. Por lo tanto, tendrá la posibilidad de analizar todas las alternativas en términos de coste y beneficio.

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al Marketing Digital? 🔴

Descubre el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos por una semana

Por otro lado, solo cambiará de opinión si se presenta información nueva, verídica y totalmente atractiva. Es por eso que, con este tipo de consumidores, que no son muchos, se debe emplear el marketing racional, que se caracteriza por emplear argumentos lógicos. No obstante, como te comentamos en nuestro artículo acerca de la economía conductual, el neuoromarketing dice que el consumidor no siempre es racional.

El consumidor intuitivo

Se podría decir que el neuromarketing está más de acuerdo con la definición del consumidor intuitivo, una persona que se encuentra en un espacio donde los procesos no conscientes adquieren protagonismo en la toma de decisiones. Así pues, un consumidor intuitivo no pasa mucho tiempo evaluando alternativas y puede seleccionar cualquiera de forma sencilla. En un supermercado, por ejemplo, al ver distintas marcas del mismo producto muchas veces escogemos la más famosa y listo.

Para el consumidor intuitivo no es necesario realizar un análisis de costes y beneficios, ya que cuantas más alternativas haya, más confusos estamos. Además, dado que somos animales de costumbres, seguimos hábitos y nuestras preferencias tienden a ser algo débiles. Por lo que si llega algo nuevo, pensamos en cambiarlo inmediatamente si tenemos la oportunidad. A su vez, nuestra memoria siempre falla, por lo que no somos capaces de recordar todas las opciones.

Por último, un consumidor intuitivo tiende a evitar la publicidad y la persuasión, muy pocos manifiestan que han comprado algo por publicidad.

«El consumidor no se comporta como dice, no dice lo que piensa y no piensa lo que siente».

David Ogilvy

La anterior cita del publicista David Ogilvy demuestra que la forma tradicional de pensar del consumidor es muy compleja, dado que no ayuda a conocer cómo piensa nuestro cliente y cuáles son sus necesidades.

Modelo de cerebro triuno y evolución del cerebro

Para explicar la transformación del cerebro e impacto en el comportamiento, se han promulgado distintos modelo teóricos. Uno de ellos es el modelo de cerebro triuno, el cual no está científicamente comprobado ni validado, solo es una hipótesis teórica.

Para este modelo, existen tres tipos de cerebros:

  • El cerebro primitivo, donde las sensaciones y acciones, como la forma de reaccionar, el hambre y la sed, son protagonistas. El cerebro primitivo se enfoca en la seguridad.
  • El cerebro límbico representa a animales más evolucionados, como el mamífero. Este tipo está relacionado con cómo interactuamos y nos relacionamos. Se centra en la conexión emocional.
  • Por último, encontramos el cerebro tipo neocortex, que representa lo racional. Es un acuerdo entre la lógica, el lenguaje y el aprendizaje. Su objetivo es la solución problemas.
Evolución del cerebro e impacto en el comportamiento

¿Cómo comportarte ahora?

Ahora que sabes en qué consiste la evolución del cerebro e impacto en el comportamiento, es mucho más fácil que puedas determinar la mejor forma de atraer al usuario. Si quieres seguir aprendiendo sobre más conceptos teóricos y prácticos, anímate a revisar el temario del Marketing Digital y Análisis de Datos Bootcamp. En pocos meses lograrás especializarte para abrirte paso en este sector. ¡Accede ya para pedir más información!