Estrategia de despliegue Ramped

Autor: | Última modificación: 17 de agosto de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

Las estrategias de despliegue o implementación son herramientas que buscan realizar mejoras en aplicaciones sin que se necesite pausar o interrumpir su funcionamiento. Existen diferentes tipos de este mecanismo, dentro de los que se incluye la llamada estrategia de despliegue Ramped o ramped deployment strategy, una opción que se encarga de cambiar de manera gradual la versión anterior hacia una nueva.

De modo que, si te interesa aprender más acerca de este mecanismo, quédate en este artículo para poder conocer todo lo necesario acerca de la estrategia de despliegue Ramped, incluyendo sus características, ventajas y desventajas.

¿Qué son las estrategias de despliegue?

Existen varias formas de implementar cambios, nuevas funcionalidades o actualizaciones en una aplicación. Los procesos construidos para llevar a cabo las mejoras de productos digitales se denominan estrategias de implementación.

Se busca, principalmente, la realización de las modificaciones sin la necesidad suspender el servicio de la aplicación, es decir, se persigue la actualización con el mínimo tiempo de inactividad para que el usuario pueda disfrutar del producto. Junto a ello, también se tienen en cuenta otros factores, como la capacidad de despliegue o retroceso, un elemento importante al momento de solucionar posibles fallos y brindarle una mejor experiencia al cliente. 

¿Qué es la estrategia de despliegue Ramped?

Entre las estrategias de implementación se encuentra la estrategia de despliegue Ramped, conocida también como ramped deployment o implementación acelerada. Este proceso de cambio consiste en la transición lenta de la versión estable del sistema a la versión actualizada.

Esto quiere decir que esta estrategia se basa en desplegar una nueva versión, para luego ir enrutando tráfico poco a poco a ella.

Características de la estrategia de despliegue Ramped

Dentro de las características y propiedades principales de la estrategia de despliegue Ramped o ramped deployment strategy, se encuentra que, a diferencia del método de despliegue blue-green, donde se genera el cambio completo instantáneamente, la estrategia implementación acelerada va por partes. Es decir, se desarrolla en la actualización de instancia por instancia. De este modo, hasta la finalización del proceso de despliegue se da la conjunción de instancias de la versión estable y las instancias de la nueva versión. Es por esto que esta estrategia de implementación también se conoce como estrategia de implementación sucesiva. 

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al mundo DevOps & Cloud Computing? 🔴

Descubre el DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en DevOps & Cloud Computing por una semana

Una vez finalizado el reemplazo de todas las instancias, los desarrolladores desactivan la versión anterior. Así, la nueva versión se ocupa de todo el tráfico de solicitudes y producción.

La estrategia de despliegue Ramped ofrece, además, la posibilidad de llevar a cabo los cambios y actualizaciones sin la suspensión del software. Asimismo, este proceso asegura el buen funcionamiento del sistema. 

El problema de la estrategia de despliegue Ramped se evidencia cuando ocurre un error en la sustitución de instancias. Cuando sucede eso, el tiempo de revisión es considerable y afecta a la experiencia del consumidor.  

Ventajas y desventajas dela estrategia de despliegue Ramped

La estrategia de implementación acelerada puede configurarse de manera sencilla. Además, teniendo en cuenta que la sustitución de las versiones se produce lentamente, este proceso no genera mucho coste. Por último, como se ha señalado, el tiempo de inactividad de la aplicación durante la actualización es nulo. 

A pesar de lo anterior, la estrategia de implementación acelerada no logra satisfacer grandes cargas en la interfaz de programación de aplicaciones. Asimismo, durante la actualización se tiene poco control sobre la dirección del tráfico de información. En otras estrategias, por ejemplo, sí se puede determinar qué versión reciben las solicitudes. Sumado a ello y teniendo en cuenta que el tiempo de despliegue es lento, se deduce que el lanzamiento de los productos se ve afectado, así como su retroalimentación.

En cuanto al lapso de retroceso, es importante señalar que la solución de errores es tardía, ya que para ello debe suspenderse instancia por instancia.

¿Cuál es el siguiente paso?

En este artículo has podido conocer en qué consiste la estrategia de despliegue Ramped, por lo que es el momento de seguir aprendiendo acerca de esta y otras opciones que te permitirán optimizar tus procesos de despliegue y desarrollo de software. Para ello, no dudes en matricularte en nuestro DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp, donde recibirás una formación íntegra que te hará destacar frente a tus competidores. ¡Anímate a matricularte!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 2.500 vacantes para ingenieros DevOps sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!