Heurísticos o sesgos cognitivos

Autor: | Última modificación: 10 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post: ,

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

Los heurísticos o sesgos cognitivos son dos términos que vienen en conjunto y, aunque pueden representar lo mismo, cuentan con un par de diferencias importantes. Es por eso que, en esta ocasión, te lo contaremos todo sobre cada uno de los conceptos. Además, vamos a listar algunos tipos o ejemplos de cada uno de ellos. El siguiente paso después de conocer los heurísticos o sesgos cognitivos será el de sacarles el mayor provecho.

Heurísticos o sesgos cognitivos

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al Marketing Digital? 🔴

Descubre el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos por una semana

Cuando hablamos de economía conductual y de neuromarketing, es inevitable mencionar cómo el cerebro humano tiende a cometer errores o a tener quiebres que nos llevan a actuar de forma distinta a lo que percibimos. Así pues, en la economía conductual aparecen dos conceptos que a veces se confunden, ya que uno de estos términos, el de sesgos cognitivos, retoma y agrupa el de los heurísticos.

Heurísticos

El término de heurísticos se refiere a los atajos mentales que se utilizan para ahorrar recursos cognitivos. Es decir, empleamos formas más fáciles o caminos sin tantos inconvenientes para solucionar una cuestión de forma rápida y efectiva. No obstante, cuando empleamos las prácticas de los heurísticos, el atajo nos llevará a una conclusión errónea.

De acuerdo con los psicólogos, hay varios tipos de heurísticos; entre los más importantes están:

  • El heurístico de la representatividad, donde relacionamos y comparamos juicios de unas situaciones con situaciones que son muy similares. En esto se valora lo prototípico, por lo que no hay cabida para la probabilidad de ocurrencia. Aquí resaltan todos los prejuicios sociales.
  • El heurístico de la disponibilidad, donde estimamos la probabilidad de un suceso de acuerdo a la efectividad con la que nos vienen a la mente ejemplos que representen la situación. Por ejemplo, cuanto más accesible sea un suceso, más probable será; si es más reciente la información, más fácil será para ti recordarla; o si es más evidente, menos aleatorio será.
  • El heurístico del anclaje y ajuste, donde tendemos a confiar en la primera pieza de información, que hace de ancla, y cuando se ajusta, nos acostumbramos al resto de la información.

Sesgos cognitivos

Aunque los sesgos cognitivos recogen muchos de los tipos de heurísticos que te hemos mencionado, este grupo de técnicas se definen de otra manera. Los sesgos cognitivos son errores sistemáticos. Por lo tanto, es muy posible que ante una misma situación tendamos a caer, de forma sistemática, en el mismo error.

Algunos de los sesgos cognitivos, además de los evidenciados en los tipos de heurísticos, son:

  • El efecto halo, que es el momento en el que nos disgusta o gusta todo de una persona, sin nivel intermedio.
  • Sesgo de conformación, el cual nos hace centrarnos en la información que ayuda a argumentar nuestras hipótesis.
  • Efecto gregario, donde nos hace creer ciertas cosas porque muchas otras personas piensan lo mismo.

Ten en cuenta que no todos los errores son sesgos, pero sí que todos los sesgos se consideran errores.

Sigue aprendiendo con KeepCoding

De esta manera, has conocido las principales diferencias entre los términos heurísticos o sesgos cognitivos, que aunque pueden converger entre sí, cuentan con un par de distinciones que debes tener en cuenta.

Si quieres aprender cómo puedes aprovechar estos sesgos cognitivos para el desarrollo de tus programas y estrategias digitales, no dudes en apuntarte a nuestra formación intensiva en Marketing Digital y Análisis de Datos Bootcamp. En muy pocos meses te formarás a nivel teórico y práctico con la guía de expertos en el sector para ser capaz de triunfar en el mercado laboral. ¡Solicita información ahora e impulsa tu futuro!