La metodología Lean y sus 5 principios

Autor: | Última modificación: 13 de enero de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

La productividad y eficiencia son principios fundamentales en cualquier contexto empresarial, y uno de los requisitos para alcanzar estos ideales es evitar el despilfarro, en otras palabras, todo aquello que no aporte valor a nuestro negocio. En esto mismo se centra la metodología Lean, una filosofía de trabajo cuyo objetivo final es la reducción de los gastos y el aumento de los beneficios.

Este es el tema de esta charla, impartida por Jesús Cuesta Arza, experto en la mejora de los procesos productivos. Nuestro invitado es Specialist Lead y Manager en Deloitte, empresa líder en la oferta de servicios profesionales, incluyendo la formación, la promoción y el impulso del capital humano. La metodología Lean es el método de trabajo que recomienda y en este webinar nos explica el por qué.

¿Qué es la metodología Lean?

La metodología Lean tiene su origen en Japón, en el seno de la cadena de producción de Toyota, el gigante constructor de automóviles. Los principios de esta filosofía se fundamentan en la eliminación de todo gasto innecesario, para centrarse en maximizar la creación de valor.

Para ello, hay que deshacerse de las denominadas mura, muri y muda, es decir, la variación, la sobrecarga y el desperdicio. Con esto, la metodología Lean pretende mantener una carga de trabajo constante y evitar las anomalías que desestabilicen las rutinas de producción.

Se considera mura o variación cualquier irregularidad, incumplimiento o interrupción en los procesos por falta de estandarización. Paralelamente, muda o desperdicio es la actividad inútil, como la sobreproducción, la mala gestión del tiempo o los defectos en la cadena de trabajo. Por último, la mala gestión de las irregularidades y el desperdicio producen lo que se llama muri o sobrecarga.

Principios de la metodología Lean

En este contexto, y para evitar las consecuencias del mura, muri y muda, son 5 los principios sobre los que se articula la metodología Lean y que puedes aplicar para mejorar tu negocio:

  1. Identificar el valor. El producto debe ser algo que el cliente esté dispuesto a pagar.
  2. Mapear el flujo de trabajo. Hay que realizar un análisis de la estructura de todas las fases del proceso de producción.
  3. Mantener un flujo continuo. Para ello hay que detectar los cuellos de botellas, dividir el trabajo, y eliminar obstáculos.
  4. Aplicar el sistema pull. Es decir, solo se inicia una nueva tarea cuando haya una demanda que lo justifique, contrariamente al método push, en el que se fuerza el producto en el mercado.
  5.  Buscar la mejora continua. Repetir este proceso y perseguir la perfección.

Las herramientas clave para aplicar la metodología Lean

En cuanto a las herramientas para llevar a cabo la metodología Lean, se pueden dividir en tres grupos.

En primer lugar, tenemos aquellas que nos ayudan a identificar cuál es el valor de nuestro producto para el cliente. Esto incluye las necesidades básicas que cubre, pero también las deseadas, las que motivan, las indiferentes e incluso lo que causa rechazo.

En segundo lugar, son necesarias las herramientas de análisis para comprobar la calidad de nuestro sistema de trabajo. Aquí hablamos de mapas de proceso, que representan todo el flujo de trabajo desde el comienzo hasta el punto final; o diagramas como el de Pareto, que sirve para detectar los errores, cómo se acumulan y cuál es el efecto que tienen sobre nuestro proyecto.

En tercer y último lugar, se encuentran las herramientas que sirven para perseguir la mejora continua. Destaca Kanban, un método que apuesta por la optimización del flujo de información entre puestos y procesos gracias a la fijación de tareas puntuales, con el fin de evitar la sobrecarga.

¿Te has quedado con ganas de saber más? Domina las metodologías de productividad y herramientas de negocio punteras del sector empresarial gracias a nuestro Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos. Conviértete en un profesional polivalente y competitivo, en menos de 6 meses, que maneja tanto la parte creativa de las ventas como la técnica, enfocada en números y resultados.

[email protected]