¿Qué es el modo NAT?

Autor: | Última modificación: 21 de septiembre de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post: ,

¿Sabes qué es el modo NAT y para qué se utiliza a la hora de crear máquinas virtuales? En ciberseguridad, el uso de entornos virtuales es una técnica común y muy apropiada para analizar programas maliciosos o realizar ejercicios de pentesting. En análisis de malware, las máquinas virtuales se usan como cajas de arena o sandbox, es decir, se utilizan para ejecutar softwares peligrosos de manera segura y controlada. En pentesting, se utilizan máquinas virtuales para escanear puertos y simular ciberataques, con el fin de replicar las técnicas exactas de los hackers maliciosos.

Al usar máquinas virtuales con fines de ciberseguridad, es necesario configurarlas de forma adecuada para garantizar el funcionamiento de las técnicas y la seguridad de tu ordenador. Una de las configuraciones que debes elegir cuidadosamente a la hora de virtualizar una máquina es qué modo de red utilizarás.

Los entornos virtuales que se utilizan para análisis de malware y pentesting deben contar con acceso a internet, ya que muchas funciones de los programas maliciosos y las técnicas de hacking requieren esta salida. En este post, hablaremos sobre qué es el modo NAT y por qué se recomienda su uso para las tareas de virtualización que se ejercen seguridad informática.

¿Qué es el modo NAT?

El modo NAT (Network Address Translator), en las máquinas virtuales, es un sistema que crea una subred con una dirección IP diferente a la del router de la máquina anfitriona. Si no se activa este modo de red, nuestra máquina virtual obtendrá una dirección IP que coincidirá con el punto de conexión físico a internet. En otras palabras, sería como si este ordenador estuviese conectado por cable a dicho punto.

Como en ciberseguridad no está dentro de tus intereses utilizar tu dirección IP real, es importante que siempre configures tus máquinas virtuales con este modo de red. Así, virtualizarás también el router al que se conecta tu máquina. Esto permite acceder a internet por medio de una subred segura.

Tipos de NAT

Ya hemos visto qué es el modo NAT y por qué es el más recomendado para elegir en la configuración de un entorno virtual para ciberseguridad. Ahora, veremos los tres tipos de NAT que existen y cuál es la diferencia que existe entre ellos.

NAT estática

Una NAT estática permite que se asignen, una por una, direcciones locales y globales para que cada host de la red pueda ser visible desde internet. Estas direcciones IP serán fijas, como su nombre indica, y son ideales para servidores y máquinas que necesiten una dirección IP permanente para acceder a ellos.

NAT dinámica

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

En una NAT dinámica, al router se le asignan varias direcciones IP públicas y, por eso, cada direccionamiento privado corresponde con, como mínimo, una dirección IP pública del router. De este modo, cada vez que un anfitrión necesite conectarse a la red, se le asignará una dirección IP pública que no se esté usando y, así, se protege la red de infiltraciones externas.

NAT con sobrecarga

Para entender qué es el modo NAT, es necesario conocer el término NAT con sobrecarga o PAT (Port Address Translation), ya que es el tipo de red NAT más común. El NAT con sobrecarga le permite a un sistema mapear numerosas direcciones IP privadas, por medio de una única dirección pública. Así funcionan la mayoría de routers de uso doméstico, con el fin de que varios usuarios puedan acceder a la red en simultáneo. Este método permite ahorrar recursos monetarios y computacionales.

El modo de red NAT con sobrecarga funciona utilizando los puertos del dispositivo conectado al router. Cuando este busca dicha conexión, el router guarda su dirección IP privada y el puerto de su origen. Con estos datos, genera una asociación entre la IP pública y un puerto escogido aleatoriamente. Después de que los paquetes de datos llegan a ese puerto, el router comprueba su base de datos para reenviar la información a la IP privada y el puerto que corresponda.

¿Cómo aprender más?

Si quieres saber más sobre qué es el modo NAT y cómo utilizarlo en ciberseguridad, en KeepCoding tenemos el curso ideal para ti. Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y conviértete en un especialista en menos de 7 meses. Aprende sobre temas como pentesting, análisis de malware, criptografía y mucho más ¿A qué sigues esperando? ¡Inscríbete ahora y dale un giro a tu vida profesional!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 24.000 vacantes para especialistas en Ciberseguridad sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!