¿Qué es una nube híbrida y cuáles son sus ventajas?

Autor: | Última modificación: 25 de marzo de 2022 | Tiempo de Lectura: 4 minutos
Temas en este post:

Una nube híbrida es un tipo de cloud que combina al menos una nube privada y una nube pública, quienes se relacionan entre sí con el objetivo de brindar un conjunto de recursos y servicios a un determinado cliente. Esta combinación aspira a incorporar los mejores elementos de cada tipo de nube para adaptarlos e incluirlos en una misma nube que utilizará el cliente final.

La también llamada hybric cloud permite que los diferentes tipos de nube compartan datos, información y programas entre ellos, lo que permite un transporte fluido de las cargas de trabajo entre nube y otra, dependiendo de las necesidades de la organización.

Además de esto, la nube híbrida ofrece ciertos servicios, como la expansión a la nube, para que las cargas de trabajo que usualmente se almacenan en un entorno local o de nube privada puedan incrementarse a través de una infraestructura de nube pública adaptable a los requerimientos de cada cliente o empresa.

Funcionamiento de una nube híbrida

Una nube híbrida usa una o más nubes públicas, así como privadas, para convertirlas en una sola unidad combinada que comparte datos y cargas de trabajo. Para el cumplimiento de este objetivo, la hybrid cloud acude a la herramienta de la virtualización de datos y funciones de red o VPN, así como la distribución de las labores a realizar y la conectividad entre nubes.

De esta forma, la migración de cargas de trabajo se puede realizar con rapidez sin que ocurra una reestructuración de software o refactorización. Este elemento se encarga de utilizar procesos y recursos conocidos, al tiempo que accede a los diferentes servicios nativos de cada nube desde el nuevo entorno de nube.

La nube híbrida también permite la opción de autoservicio y automatización, que facilita que las organizaciones disminuyan la responsabilidad que tienen tradicionalmente los desarrolladores y gestores de aplicaciones para llevar a cabo labores repetitivas y tediosas. Para brindar mejores resultados en menos tiempo, estas tareas pasan a realizarlas diferentes contenedores o máquinas virtuales.

Coordinación híbrida

Con el objetivo de garantizar la sincronización entre los distintos tipos de nube integrados en una nube híbrida, se utilizan ciertas plataformas de gestión y coordinación híbrida. Así, por ejemplo, existen coordinaciones basadas en diferentes tipos de solucionadas que pueden ser gestionadas por los clientes, proveedores o un asociado.

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al mundo DevOps & Cloud Computing? 🔴

Descubre el DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en DevOps & Cloud Computing por una semana

En el caso de las soluciones controladas por los clientes, estas pueden implementar entornos de tipo local o perimetral, usualmente como HCI o infraestructura hiperconvergente, es decir, un sistema unificado que se encarga de consolidar los recursos informáticos, como infraestructura, almacenamiento y redes. Esto permite gestionar los recursos virtualizados a través de una sola interfaz.

Por otro lado, las coordinaciones basadas en soluciones que se gestionan por un proveedor de servicio externo implican que este controlará las soluciones híbridas en centros de datos y entornos de tipo perimetral. En el caso de los proveedores de nube, estos son los responsables de ofrecer una serie de servicios estandarizados y soluciones que se basan en infraestructuras compatibles y uniformes para la nube privada.

En lo que respecta a las soluciones gestionadas por un socio, significa que existe un gran número de proveedores de infraestructura que se encargan de presentar ciertos recursos y soluciones compatibles con la nube.

Ventajas de una nube híbrida

Dentro de los beneficios que ofrece el uso de una nube híbrida se incluyen:

Control

El control de las nubes combinadas o híbridas se traduce como el mantenimiento de una infraestructura privada para los recursos confidenciales. Además, su proceso de interconvergencia permite que sea mucho más fácil de operar, pues no requiere de personas con un alto nivel de especialización.

Flexibilidad

Un entorno híbrido ofrece también la flexibilidad o posibilidad de aprovechar los recursos adicionales de la nube pública de almacenamiento y de red cuando sea requerido, sin que sea necesario renunciar a las garantías de seguridad presentadas por el entorno de nube privada. Además, este sistema permite la modernización de las aplicaciones y servicios, con el objetivo de mantener actualizados los elementos de trabajo.

Rentabilidad

La rentabilidad de una nube híbrida significa que el cliente debe pagar solo por los recursos o capacidades adicionales cuando lo necesite, lo que permite reducir los costes del mantenimiento de la nube.

Facilidad

El proceso de transición de la nube es muy sencillo para el cliente, debido a que las nubes híbridas utilizan la estrategia de realizar una migración gradual de las tareas. Esto significa que se trasladan las cargas de trabajo en diferentes etapas, lo que permite mejorar el funcionamiento y efectividad de la nube. Además, su modelo operativo único facilita el proceso de simplificación de operaciones que optimizan la inversión de recursos y los gatos operativos, mientras se reducen los riesgos a nivel de operación y de seguridad.

¿Cuál es el siguiente paso?

En este artículo has aprendido qué es una nube híbrida, cuáles son sus características más relevantes, cómo es su funcionamiento y cuáles son sus ventajas; ahora, atrévete a dar el siguiente paso y continúa con tu formación con el DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp. En menos de 6 meses te enseñaremos lo que necesitas para ser un experto en el sector IT.

[email protected]