Técnicas de malware en ciberataques

Autor: | Última modificación: 19 de agosto de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

¿Sabes cuáles son las principales técnicas de malware en ciberataques? Los malwares son programas maliciosos que cumplen con tareas perjudiciales para el usuario o el sistema infectado. Algunos malwares no dañan el funcionamiento del equipo, pero ejecutan tareas indeseadas en segundo plano, como espiar o utilizar la capacidad de procesamiento del dispositivo sin permiso.

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, cada vez los softwares maliciosos son más elaborados, complejos y, por lo tanto, difíciles detener. En este post, hablaremos sobre las principales técnicas de malware en ciberataques, que suelen ser utilizadas por hackers de sombrero negro para desarrollar este tipo de programas de forma sofisticada.

Técnicas de malware en ciberataques

La ciberseguridad y el desarrollo de malwares van de la mano. Por una parte, los especialistas en seguridad informática se encargan de elaborar sistemas resistentes a los programas maliciosos más avanzados y las estrategias de los atacantes para propagarlos. Por otra parte, los desarrolladores de malware se esfuerzan por crear programas perjudiciales que cada vez sean más eficientes en evadir dichos sistemas de seguridad.

A continuación, hablaremos sobre técnicas de malware en ciberataques modernos, ya que es útil conocerlas a la hora de analizar este tipo de programas y protegernos de ellos.

Polimorfismo

El polimorfismo es una técnica utilizada en el desarrollo de malwares que consiste en elaborar un código capaz de transformarse a sí mismo en el orden de millones de veces. Esto se logra utilizando mecanismos de ajustes de patrones, los cuales pueden ser utilizados para cifrar, descifrar y transformar millones de veces el código malicioso.

El polimorfismo fue una de las primeras técnicas de malware en ciberataques y se desarrolló con el fin de dificultar la detección y el análisis de un virus. Normalmente, el código de los malwares polimórficos se divide en dos partes:

  • EVB: cuerpo cifrado del malware.
  • CVB: rutina o motor de cifrado del malware.

¿Cómo funciona el polimorfismo?

  1. Primero, el programa malicioso carga el cuerpo cifrado en la memoria del equipo.
  2. Luego, procede a descifrarlo con el motor CVB.
  3. Después, lo ejecuta.
  4. A continuación, vuelve a transformar el código con la rutina de cifrado.
  5. Finamente, crea una clave única por cada vez que se ejecuta el virus.

El resultado de este proceso es un malware y una clave de cifrado única cada vez que se ejecuta el virus. De este modo, cada usuario infectado cuenta con un código diferente que es capaz de cumplir siempre con las mismas tareas maliciosas.

Metamorfismo

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

El metamorfismo es una técnica derivada del polimorfismo, ya que este último cuenta con una vulnerabilidad. El propósito del polimorfismo es que el malware pase desapercibido por los sistemas de análisis y eliminación de virus. No obstante, los malwares polimórficos pueden ser identificados debido a su motor de descifrado (CVB), el cual no cambia y establece un patrón para el virus.

El metamorfismo es una de las técnicas de malware en ciberataques más complejas y, a la vez, más raras de ver. Un malware metamórfico es aquel que es capaz de transformar completamente su código cada vez que se ejecuta o infecta a un nuevo usuario. Sin embargo, se diferencia del malware polimórfico en que no requiere una rutina de cifrado y descifrado (CVB). Los virus metamórficos tienen instrucciones para transformarse incluidas en su código fuente y estas también cambian cada vez.

La vulnerabilidad del metamorfismo consiste en que es demasiado difícil de desarrollar y, en caso de que el virus sea descubierto y analizado, todo ese trabajo se echaría a perder.

Ofuscación de código

La ofuscación de código es una de las técnicas de malware en ciberataques más conocidas y utilizadas por los hackers. Esta técnica consiste en modificar el código por medio de todo tipo de complejidades y redundancias, con el fin de que tenga un aspecto confuso y totalmente diferente al original. No obstante, el código continúa cumpliendo con las mismas tareas maliciosas, pero evita que sus instrucciones sean detectadas por sistemas de antivirus.

La ofuscación de código es bastante común en ataques con macro virus, ya que los sistemas de antivirus conocen las líneas de código maliciosas de ciertos lenguajes de programación y las bloquean. Además, existen herramientas de código abierto para realizar la ofuscación de manera automática.

La ofuscación de código está relacionada con el metamorfismo, pero no siempre que se utiliza cae dentro de la categoría. Esta técnica es mucho más común que la anterior, debido a que se puede realizar de forma automatizada y no requiere la misma cantidad de esfuerzo.

¿Cómo aprender más?

Ya has aprendido cuáles son las principales técnicas de malware en ciberataques, sus similitudes y sus diferencias. ¿Quieres saber más y convertirte en un experto en análisis de malware? Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp, donde podrás especializarte en tan solo 7 meses. ¡Inscríbete ya!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 24.000 vacantes para especialistas en Ciberseguridad sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!