Tipos de peticiones en el navegador web

Contenido del Bootcamp dirigido por:

Tipos de peticiones en el navegador web
¿Qué encontrarás en este post?

En la escena del desarrollo web, tener un entendimiento sólido de los tipos de peticiones en el navegador web es esencial. Esto se debe a que prácticamente todo lo que haces en un sitio web involucra el envío o la recepción de estas peticiones a un servidor web.

¿Alguna vez te has preguntado cómo puede tu navegador web mostrar un sitio web con tan solo un clic? Eso sucede gracias a las peticiones HTTP. Para entender mejor este proceso, primero necesitamos entender qué es una petición HTTP.

¿Qué es una petición HTTP?

Una petición HTTP es una solicitud de información o acción que un navegador web envía a un servidor web. Cuando escribes una dirección de un sitio web en tu navegador, se envía una petición HTTP al servidor web que aloja ese sitio web. ¿El resultado? Esa información solicitada vuelve a tu navegador en forma de una página web.

¿Cómo funcionan los tipos de peticiones en el navegador web?

Veamos cómo funcionan los tipos de peticiones en el navegador web. Al escribir una URL en tu navegador y presionar Enter, estás iniciando una serie de peticiones y respuestas HTTP entre tu navegador y varios servidores web. Este intercambio de peticiones y respuestas sigue un protocolo llamado HTTP, que significa Protocolo de transferencia de hipertexto.

En la mayoría de los casos, el primer tipo de petición que se envía se llama GET. Esta petición solicita un recurso específico del servidor web. En otras palabras, le estás diciendo al servidor que te dé la página que estás buscando.

Inspecciona las peticiones HTTP con las herramientas de desarrollo de tu navegador

Un ejemplo de cómo podemos ver los tipos de peticiones en el navegador web es a través de las herramientas de desarrollo incorporadas en la mayoría de los navegadores modernos. Para hacer esto, simplemente haz clic derecho en cualquier parte de tu página web y selecciona inspeccionar.

En la ventana que aparece, encontrarás varias pestañas. Por ejemplo, la pestaña Network (red) es una joya para los desarrolladores web, ya que muestra todas las peticiones HTTP que salen desde tu navegador hacia el servidor web, así como las respuestas HTTP que estos servidores nos devuelven.

Los diferentes métodos de petición HTTP

Aunque el método GET es el más utilizado, existen otros tipos de peticiones en el navegador web que puedes utilizar dependiendo de lo que quieras hacer:

  1. GET: solicita un recurso específico. Este es el método que más se utiliza cuando simplemente navegamos por sitios web.
  2. POST: envía datos para ser procesados a un recurso específico. Lo usamos cuando enviamos formularios, por ejemplo.
  3. PUT: actualiza un recurso específico con los datos enviados.
  4. DELETE: elimina un recurso específico.
  5. HEAD: es similar a GET, pero solo solicita los encabezados de la respuesta, no el cuerpo del recurso.
  6. OPTIONS: devuelve los métodos HTTP que el servidor soporta para una URL específica.
  7. PATCH: aplica modificaciones parciales a un recurso.

Por lo tanto, si estás pensando en construir o administrar sitios web, conocer los tipos de peticiones en el navegador web te ayudará a entender y a trabajar mejor con la tecnología web.

El impacto de las peticiones HTTP en tu sitio web

Cada vez que un usuario visita tu sitio web, se generan múltiples peticiones HTTP. Por ejemplo, un visitante que accede a tu blog en un hosting WordPress generará una petición GET para la página principal de tu blog. Luego, el navegador del visitante generará otras peticiones GET para cada imagen, CSS y archivo JavaScript que necesite para mostrar tu página correctamente.

El número de peticiones HTTP que tu sitio web genera tiene un impacto directo en su rendimiento. Cuantas más peticiones HTTP tenga que manejar tu servidor, más lenta será la carga de tu página. Por eso, es crucial optimizar tu sitio web para minimizar el número de peticiones HTTP.

En conclusión, entender los tipos de peticiones en el navegador web y cómo funcionan te proporciona un conocimiento valioso que puede ayudarte a optimizar tus sitios web y brindar una mejor experiencia de usuario.

¿Quieres seguir aprendiendo?

Si te ha parecido interesante este paseo por los tipos de peticiones en el navegador web y respuestas HTTP, imagina lo emocionante que sería convertirte en un maestro de la web. ¿Por qué no te unes a nuestro Desarrollo Web Full Stack Bootcamp en KeepCoding para lograrlo? El sector tecnológico es una industria con una alta demanda de profesionales que ofrece salarios altos y una gran estabilidad laboral. ¡Estudia con nosotros y consigue el cambio de vida que buscas!

¡CONVOCATORIA ABIERTA!

Desarrollo Web

Full Stack Bootcamp

Clases en Directo | Profesores en Activo | Temario 100% actualizado