Del Turismo a la Programación Mobile [Caso de Éxito]

Contenido del Bootcamp dirigido por:

turismo a la programación mobile
¿Qué encontrarás en este post?

¡Un nuevo Caso de Éxito se une a la familia de KeepCoding! Se trata de Jorge Sánchez, un KeepCoder del Bootcamp Full Stack de Desarrollo de Apps Móviles, que tras su formación en administración decidió dar un gran salto en su perfil profesional con KeepCoding.

Jorge, proveniente de Tenerife, dedicó gran parte de su carrera profesional al turismo hasta que se dio cuenta que ni el dinero, ni el trabajo que realizaba le llenaban, por lo que decidió iniciar sus estudios en programación, y fue cuando conoció el Bootcamp Mobile de KeepCoding el momento en el que puso todo su empeño para alcanzar lo que siempre ansió: ser programador.

Hablamos con Jorge y esto fue lo que nos contó:

¿Cuándo entraste al mundillo de la programación?

A los 11 añitos, un vendedor puerta por puerta le prometió a mis padre que estudiar programación sería el futuro para sus hijos. Eso les convenció a ellos, yo ya lo tenía claro. Tenía que trasladarme unos 15 km en Bus, dos veces por semana, para asistir a las clase de programación en Basic. Usábamos un MSX por cada dos alumnos.
Un niño puede aprender si el nivel está adaptado a su edad y conocimientos. Tener en el mismo grupo a estudiantes de Bachillerato y EGB no fue buena idea, aunque muy productiva para la empresa organizadora.

Un año después de suspender el curso de Basic, los reyes magos me regalaron una Spectrum + 128K. Venia con un manual de Basic y ejemplos de programas. Los copié todos e incluso le aplique ideas nuevas a alguno. Pero no existía, por aquel entonces, formación profesional en informática y la universidad estaba muy lejos del alcance económico de mi familia.

Cuéntanos un poco sobre tu experiencia laboral.

La dos opciones profesionales existentes para un joven, del sur de Tenerife, eran la Agricultura o el Turismo. Ser camarero en un hotel, por muy bien pagado que estuviera en ese momento, no era para mí.
Estudié la FP de administración de empresas con el objetivo de trabajar en la administración de un hotel, pues allí se usaban ordenadores. Tras 6 años de estudio termine la FP1 y la FP2 de la rama de administración. Pero el plan no resultó como yo esperaba. Acabé trabajando en la piscina de un hotel, donde mis dotes comunicativas llamaron la atención del director que buscaba un ayudante para la recepción. Pasada la temporada alta me quede en el paro y volví a las aulas para estudiar Turismo, esta vez quería ser recepcionista (ya sabía la pasta que se ganaba).

Antes de terminar la FP en Recepción de Hotel, la misma empresa para la que había trabajado, me volvió a contratar y allí estuve durante 20 años. Pero aún siendo muy estimulante, y económicamente muy rentable, no me llenaba. Para llenar ese vacío, en el año 2002, realicé el primer gran salto a la programación: “Máster en diseño y creación de Web online”.

Aun obteniendo una nota de Notable, no surgió ninguna oportunidad laboral que compensara económicamente al puesto fijo que tenia.

¿A qué te dedicabas laboralmente antes de hacer el Bootcamp de Mobile?

Un ERE me separó de aquella empresa, vagué algo perdido entre las oposiciones, la inmobiliaria, e incluso monté mi propia Vivienda Vacacional. Pero no me llenaba, sentía que me robaban la vida.

Un día me pregunté, ¿qué es lo que te gusta? Y la respuesta llegó en forma de la canción de Richie Havens Zipping, Up my boots. De modo que volví a mi raíz, mi propia root ~$/. Segundo salto a la programación. Me inscribí en otra FP en este caso de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma.

¿Por qué decidiste hacer este Bootcamp?

La experiencia ya me decía que la formación reglada sería insuficiente para obtener un buen puesto de trabajo. Hasta el momento todo había sido curso introductorios y mucho información cuasi caduca. En la búsqueda de capacitación adicional me encontré Acelera España y su curso gratuito de Lua y Python. Ellos me orientaron a KeepCoding. En el Bootcamp se ofrecía las tecnologías punteras del momento, tanto para iOS como para Android y lo que me convenció fue que incluyeran Flutter de la cual estaba enamorado como un adolescente en verano.

¿Qué tal fue tu experiencia en el Bootcamp?

Fue dura, pero por una sencilla razón. Aún sin finalizar el último de los tres años que dura la FP, me lancé, cuchillo en boca y con el pecho descubierto, al Bootcamp. Lo que, a priori suponía un par de horas a la semana, se convirtió en una medía de 24 a 30 horas semanales solo para el Bootcamp. A estas se deben añadir las horas que son necesarias para la FP. En conjunto, el pico de horas llegó a alcanzar la cantidad de 52 horas semanales (fines de semana incluidos). Esta carga, aunque puede parecer dura, se llevo con más entusiasmo que las ocho horas laborales en el hotel.

¿Cuál fue tu mayor reto dentro del Bootcamp?

Debería decir que fue el Machine Learning y la Realidad Aumentada. Pero lo peor fue organizar el tiempo dedicado y superar la ansiedad que me producía un Síndrome del Impostor galopante.
Por suerte, no estaba solo, pues dentro de mi grupo había otras 20 personas que ya habían pasado por lo mismo o lo sufrían en ese preciso momento. Mal de muchos consuelo de tontos, tal vez sí, pero yo lo interpreté como que era parte del proceso de formación y por lo tanto estaba en el buen camino.

¿Crees que esta formación te ha proporcionado un cambio relevante en tu vida laboral? En caso afirmativo ¿Qué ha cambiado? ¿Qué ha mejorado? ¿Qué ha empeorado?

Sin duda alguna y para muestra este «Buttom». Los años previos al bootcamp, mis distintos perfiles en las múltiples plataformas de trabajo apenas me proporcionaban una entrevista al año. Al mes siguiente de terminar el Bootcamp, realicé mas de 10 entrevistas y pruebas técnicas. De una de ellas surgió el puesto “Fijo” de Programador Android que actualmente ostento.

Ahora mismo estoy teletrabajando, con la múltiples ventajas que ello significa. El sueldo no es excepcional, pues soy Junior, pero si que es 300€ mejor que la última de mis nominas en el turismo. Si se tienen en cuenta el horario flexible, los fines de semana, las vacaciones seleccionables, el seguro médico (que ya vamos teniendo una edad) y otros beneficios, disfruto de una CALIDAD de vida que no tenía ni en mis mejores momentos económicos en los hoteles.

Lo peor de haber hecho el bootcamp es que los Reclutadores y técnicos de empleos no dejan de llamarme para ofrecerme trabajo. Pero es algo que se puede soportar más fácilmente que la cola del paro. 😉

¿Qué gran objetivo quieres conseguir ahora?

Mi principal objetivo en el horizonte del año 2022, no es otro que afianzar los conocimientos, pues son muchos y variados. Continuar creciendo en la profesión especializándome en una de las tecnológicas y realizar proyectos propios en las otras dos tecnologías. Si bien considero lo anterior un año sabático, ya estoy en conversaciones con compañeros para montar una empresa con un equipo de desarrollo móvil y ofrecer nuestros servicios a terceros.

¿Notas una mejora sustancial de sueldos si comparas lo que cobras ahora y lo que cobrabas antes de hacer el Bootcamp o de dedicarte a la programación?

Hubo un tiempo, algo más de una década, en mi vida laboral donde el sueldo era superior a lo que cobro actualmente, y que ya he mencionado anteriormente. Pero se debían hacer turnos de noche, librar un fin de semana al mes, trabajar las fiestas y, por consiguiente, perderse los puentes.
Actualmente cobro 200€ menos que aquellos buenos años. Pero ya he disfrutado de un viaje en un puente, he pasado las navidades con mi familia, socializar los fines de semana y no tengo que salir de casa para trabajar. Calidad de vida y haciendo lo que me gusta.

Déjanos un consejo para quien esté pensando entrar al mundillo de la programación.

Nunca pierdas el camino de vista. Continua aprendiendo y haciendo proyectos propios o copiando otros existentes (hasta Rafa Nadal entrena más de lo que compite).

No te gastes lo poco que ganas en futilidades, cuanto más inviertes en formación más ganarás en el futuro. Si no tienes recursos, pregunta a los formadores, ayuntamientos o asesores de empleo por las ayudas existentes.

Si te ha interesado la historia de Jorge y quieres saber más de él y sus proyectos aquí te dejamos su WebLinkedIn y GitHub.

Gracias a este Caso de Éxito hemos visto que nunca es tarde para dedicarnos a nuestra pasión, a lo que nos mueve y si va unida a grandes beneficios laborales, la satisfacción personal llegará sola. Pero no hay que olvidar que, para ello, es necesario apostar por una buena formación, mucho trabajo duro y constancia.  

Si quieres convertirte en nuestro próximo Caso de Éxito, nuestros Bootcamps llevarán tu carrera de 0 a 100, para que logres entrar a un sector lleno de mejores oportunidades. Descarga el temario y descubre cada detalle: