Análisis estático de malwares

Autor: | Última modificación: 23 de agosto de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

¿Sabes qué es un análisis estático de malwares y para qué se utiliza en ciberseguridad? Los malwares son programas maliciosos que se desarrollan con la intención de ejecutar tareas perjudiciales para un sistema informático o los posibles usuarios del mismo. El primer malware de la historia, llamado Creeper, data del año 1982 y, desde entonces, no han parado de avanzar las técnicas de desarrollo de este tipo de programas.

Con el paso de las décadas y el avance de los recursos tecnológicos, los malwares se han convertido en un problema creciente y persistente para el mundo de la computación. Ahora, nos encontramos ante malwares altamente sofisticados, dañinos y capaces de evadir sistemas de protección. Por eso, los investigadores de seguridad informática se encuentran ante los mayores amenazas cibernéticas actualmente.

Una de las tareas principales de un equipo de seguridad es la de analizar muestras de software malicioso, con el fin de descubrir cómo funciona, cómo evitarlo y cómo eliminarlo de un sistema. El análisis de malware cuenta con tres etapas diferentes:

  • Análisis estático.
  • Análisis dinámico.
  • Ingeniería inversa de código.

En este post, nos concentraremos en la primera etapa de este proceso. A continuación, te explicaremos qué es el análisis estático de malwares y en qué se diferencia de las dos fases que le siguen.

Análisis estático de malwares

El análisis estático de malwares es un conjunto de técnicas que permiten estudiar, prever y observar el funcionamiento de este tipo de softwares sin necesidad de ejecutarlos. El análisis se hace por medio de la revisión del código fuente del archivo y la identificación de elementos maliciosos en el mismo. De este modo, un analista puede hacerse una idea de las tareas que ejecuta el malware en un sistema sin correr el riesgo de infectar el ordenador con este.

El análisis estático comprende diferentes protocolos, técnicas y herramientas que permiten realizar este tipo de estudio. Este análisis se ubica en la primera fase del proceso descrito en la introducción, ya que le indica a los investigadores qué aspectos del malware observar a la hora de ejecutarlo en un entorno virtual controlado.

Otras fases de análisis

Ya hemos visto qué es el análisis estático de malwares y qué papel cumple dentro del proceso de investigación acerca de un programa malicioso. Ahora, repasaremos también las siguientes fases de dicho proceso y cómo se relacionan con la fase de análisis estático del software.

Análisis dinámico

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

El análisis estático precede al análisis dinámico y no al revés, ya que es preciso prever qué acciones ejecutará el software antes de ponerlo a funcionar en un entorno virtual. Después de haber analizado el código, un investigador sabrá a qué funciones del virus prestarle atención y a cuáles no, ya que algunos malwares realizan todo tipo de tareas no maliciosas con el fin de pasar desapercibidos ante un análisis dinámico.

Los análisis dinámicos son realizados en máquinas virtuales preparadas para ejecutar malwares dañinos y demostrar su funcionamiento en tiempo real. Se diferencian del análisis estático de malwares en que en los análisis dinámicos se ejecuta el software malicioso y se le permite que ejecute tareas dañinas en un entorno virtual controlado. Sin embargo, aquí no termina el proceso de análisis. Después de esta fase, sigue la ingeniería inversa del virus.

Ingeniería inversa

La ingeniería inversa es un proceso por medio del cual los analistas de malware ejecutan el software con su código fuente ensamblado, para poder ver el paso a paso de cada una de sus tareas. Este método combina las dos fases anteriores y ofrece un análisis detallado acerca del funcionamiento del virus.

Sin embargo, la ingeniería inversa es diferente al análisis estático de malwares en cuanto a que se ejecuta el programa a la vez que se estudia su código fuente. Es decir, se observan las miles de peticiones que hace el software de manera detenida y, por lo tanto, son análisis que pueden tomar varias semanas o meses. La principal desventaja de esta fase es su duración, que podría ser más larga de lo necesario para reparar las acciones de un virus.

¿Cómo aprender más?

Ahora sabes qué es el análisis estático de malwares, cómo se practica y qué otras fases de investigación existen. Si quieres aprender más sobre análisis de malware y convertirte en un experto, tenemos el curso ideal para que profundices en tu formación acompañado de grandes profesionales, que te instruirán de manera tanto práctica como teórica. Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y especialízate en menos de 7 meses. ¿A qué estás esperando para triunfar en esta rama del sector IT? ¡Inscríbete ya!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 24.000 vacantes para especialistas en Ciberseguridad sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!