¿Qué es el Principio del Mínimo Privilegio?

Autor: | Última modificación: 5 de mayo de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

El Principio del Mínimo Privilegio es la base de una estrategia de seguridad que se fundamenta en que el usuario, sistema o aplicación no otorgue ningún privilegio diferente a los que sean necesarios para llevar a cabo una determinada labor durante un tiempo limitado.

Este principio se implementa con la intención de procurar la seguridad de la información, así como la privacidad de los datos sensibles, es decir, que busca que los privilegios ayuden a cumplir los objetivos y labores de las organizaciones, sin que esto implique una afectación a nivel de seguridad y privacidad.

Características del Principio del Mínimo Privilegio

El Principio del Mínimo Privilegio propone que el equipo de trabajo reconozca la importancia y responsabilidad que implica obtener y conceder accesos y permisos, debido a que la asignación de permisos a un determinado usuario le da la posibilidad de realizar acciones para las que no debería estar autorizado, como, por ejemplo, ingresar al sistema y obtener o modificar información, lo que, evidentemente, supone un riesgo para la organización.

Esta idea de conceder solo los privilegios necesarios puede aplicarse en diferentes entornos del sector tecnológico, como los dispositivos móviles, las redes sociales ,e incluso, forma parte de las buenas prácticas del Identity and Access Managment IAM. Por esta diversidad de elementos, en la actualidad, muchas organizaciones se esfuerzan en construir modelos de trabajo basados en este principio.

Implementación del Principio del Mínimo Privilegio

Como se ha mencionado anteriormente, los casos de uso del principio del mínimo privilegio son bastante variados, por lo que puede implementarse, por ejemplo, en entornos como:

IAM

El Principio del Mínimo Privilegio forma parte de las buenas prácticas del Identity and Access Managment, donde, por ejemplo, debe haber una persona encargada de llevar a cabo un proyecto que requiera de un entorno de desarrollo y otro de prueba para una determinada aplicación web; en este caso, el desarrollador no debería tener acceso a soluciones de machine learning ni tampoco poder modificar elementos del firewall.

Esto quiere decir que el personal de trabajo de un proyecto solo debe tener los permisos necesarios para realizar sus funciones específicas y no debería contar con privilegios sobre el proyecto completo, debido a que esto no le corresponde y podría traducirse en malas prácticas, errores y otros fallos.

Dispositivos móviles

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al mundo DevOps & Cloud Computing? 🔴

Descubre el DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en DevOps & Cloud Computing por una semana

Al igual que otros recursos del sector tecnológico, las aplicaciones que instalamos en nuestro dispositivo móvil también están limitadas por ciertos privilegios o permisos que el usuario puede aprobar o no. Algunos de estos permisos serán estrictamente necesarios para que la aplicación pueda funcionar bien, mientras que los demás son privilegios opcionales.

De modo que existen aplicaciones que, al momento de instalarlas, solicitan permisos que en realidad no son necesarios para su función, por lo que es posible que el dispositivo los detecte como intrusivas o maliciosas. Por lo tanto, es importante que el usuario sea cuidadoso respecto a los permisos que les concede a las aplicaciones instaladas, aplicando el Principio del Mínimo Privilegio y evitando otorgarle privilegios de administrador a programas que no lo necesitan.

¿Cuál es el siguiente paso?

Ahora que ya conoces qué es el Principio del Mínimo Privilegio, cuáles son sus características y algunos de los casos donde puede implementarse, no dudes en seguir formándote en diferentes herramientas de computación en la nube con nuestro DevOps & Cloud Computing Full Stack Bootcamp, donde aprenderás en 6 meses lo necesario para convertirte en un profesional.

[email protected]