7 sesgos cognitivos en la economía conductual

Autor: | Última modificación: 10 de abril de 2024 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post: ,

Algunos de nuestros reconocimientos:

Premios KeepCoding

Los 7 sesgos cognitivos en la economía conductual que terminarás aprendiendo gracias a este artículo te ayudarán a entender qué tipo de errores comete el cerebro del ser humano cuando se encuentra con diferentes tipos de publicidad. Cada uno de estos sesgos cognitivos en la economía conductual son errores que cometen las personas de forma reiterada, por lo que esta es una gran oportunidad para sacarles provecho.

Sesgos cognitivos en la economía conductual

Como te comentamos en nuestro artículo sobre la diferencia entre los sesgos cognitivos y los heurísticos, los primeros son errores que se cometen de forma sistemática; es decir, al enfrentar una misma situación en más de una ocasión, es probable que cometamos el mismo error.

A continuación, te hablamos acerca de 7 sesgos cognitivos en la economía conductual, los cuales pueden aprovecharse a través de las estrategias del marketing digital.

Efecto halo

Es el tipo de sesgo cognitivo hace referencia a la tendencia que tenemos a que nos guste o disguste una persona en su totalidad si encontramos un solo atributo malo, dado que lo extrapolamos.

  • Se posicionan dos personas, una sin tatuajes y la otra con muchos. Ambos tienen una profesión. Aunque pequen de estereotipos y de pensamientos retrógradas, muchas personas pensarán mejor de la primera persona.

Anclaje y ajuste – Priming

Este es el sesgo que se refiere a la tendencia de confiar de cabeza en la primera pieza de información, la cual se convertiría en un ancla. Una vez se haga este proceso, se ajustará el resto de información.

  • Un ejemplo de ello se representa en el siguiente producto de sopas, donde nos presentan un par de descuentos casi iguales, pero con la diferencia de que la segunda pone un límite. Teniendo eso en cuenta, las personas compran más cuando hay un límite.
7 sesgos cognitivos en la economía conductual

🔴 ¿Quieres entrar de lleno al Marketing Digital? 🔴

Descubre el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Marketing Digital y Análisis de Datos por una semana

Sesgo de confirmación o heurístico de disconformidad

Este es el sesgo que se refiere al enfoque que tenemos de la información que nos ayuda a argumentar nuestras propias creencias o hipótesis. Si hay una crítica negativa a la información o teoría que proponemos y contradice lo que pensamos, no nos gustará.

  • Esto ha sucedido durante décadas en campañas políticas, por ejemplo, y en dispositivos como el periódico y las noticias.

Ilusión de confianza

Es el sesgo que nos lleva a confundir la confianza que transmite una persona al comunicar con la credibilidad que la representa. Cuando vemos que tiene más confianza para explicar sus argumentos, más creíbles son para nosotros.

Efecto bandwagon o efecto de arrastre

Es uno de los sesgos cognitivos en la economía conductual que se refiere al comportamiento gregario, que nos lleva a hacer o a pensar cosas porque muchas personas lo están haciendo o pensando.

  • Un ejemplo de la utilización de este sesgo en marketing es lo que realiza Netflix, de forma periódica, con las recomendaciones de su contenido según la zona geográfica, como puedes ver en la siguiente representación gráfica.
7 sesgos cognitivos en la economía conductual

Ilusión de control

Este es el sesgo cognitivo que se refiere a la tendencia que tenemos como seres humanos de pensar que tenemos alguna influencia o podemos controlar situaciones distintas. Sin embargo, muchas veces, no contamos con ningún control real.

Sesgo de familiaridad

Es el momento en el que nuestro cerebro nos hace preferir lo que nos resulta familiar. Mientras tanto, tendemos a desconfiar de lo nuevo o ajeno a nuestra sensación de familiaridad. Esto se hace a partir de la exposición, la cual, de forma repetida, crea familiaridad y confianza.

  • Un ejemplo del sesgo de familiaridad en marketing es lo que nos pasa con la marca Bimbo.

Algunos de los elementos más comunes para trabajar con este sesgo de familiaridad son el retargeting y el uso de elementos comunes.

¿Qué pasa ahora?

Has conocido los 7 sesgos cognitivos en la economía conductual más recurrentes dentro del cerebro humano. No olvides que estos se han convertido en un objetivo principal en todas las estrategias de marketing que se desarrollan actualmente. ¿Quieres aprender cómo se implementan este tipo de estrategias? Puedes dominar este sector gracias a nuestra formación intensiva en Marketing Digital y Análisis de Datos Bootcamp, donde tenemos módulos enfocados en ello. ¡Pide información ahora y especialízate en pocos meses!