4 modos de red para máquinas virtuales

Autor: | Última modificación: 22 de septiembre de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Qué modos de red para máquinas virtuales existen, cuáles son sus diferencias y cuáles son más recomendables para trabajar en ciberseguridad? Las máquinas virtuales son ordenadores simulados por software que se utilizan en diferentes áreas de la informática. Si te apasiona la ciberseguridad, seguramente las habrás visto con frecuencia.

Al configurar nuestras máquinas virtuales, es necesario permitirles que se conecten a internet por varias razones. En ejercicios de pentesting, el acceso a internet es indispensable para simular ciberataques u obtener información sobre las vulnerabilidades del sistema estudiado; en análisis de malware, se necesita conexión con la red para que los programas maliciosos desplieguen todas sus funciones con normalidad.

Así pues, seguramente, configurando un entorno virtual te habrás encontrado con que hay cuatro posibles modos de red para máquinas virtuales. A continuación, te hablaremos sobre cada uno de ellos y cuáles debes elegir para los diferentes procesos de virtualización que hay en ciberseguridad.

Modos de red para máquinas virtuales

Existen cuatro modos de red para máquinas virtuales, los cuales se conocen como:

  • Bridged.
  • NAT.
  • Host-only.
  • Custom.

Al crear o ejecutar una máquina virtual, en un programa como VMware, es importante que selecciones el tipo de red adecuado. A continuación, verás cómo funcionan estos tipos de conexión de red y cuáles son los mejores para ejercicios de pentesting y análisis de malware.

Bridged

El modo Bridged es un tipo de conexión que se establece directamente entre la máquina virtual y el punto físico de red de la máquina anfitriona. De este modo, es como si el ordenador virtual fuese un dispositivo más conectado al router real de tu ordenador. En consecuencia, dicho router le asignará una dirección IP a la máquina virtual y esta formará parte de la red.

Para ejercicios de pentesting y análisis de malware, este método de conexión podría poner en riesgo tu red, tus dispositivos, datos sobre tu ubicación y demás. Por eso, no es el modo de red recomendable para tareas de ciberseguridad.

NAT

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

El modo NAT (Network Address Translation) sirve para crear una subred que asigna direcciones IP nuevas a los dispositivos que se conecten a ella. En otras palabras, el modo NAT permite crear un router virtual que actúa por debajo de la red original. Esto protege la información acerca de nuestra IP verdadera y, asimismo, protege a todos los dispositivos conectados al router físico.

En ciberseguridad, el modo de red NAT es uno de los más utilizados y recomendados, ya que, a diferencia del modo Bridged, no expone información verdadera sobre la máquina anfitriona ni sus sistemas relacionados. En tareas de ciberseguridad, es uno de los mejores modos de red para máquinas virtuales.

Host-only

El modo Host-only tiene una función muy simple y poco práctica para la ciberseguridad. Todo lo que hace este modo de conexión es comunicar a la máquina virtual con el equipo anfitrión. Con el modo Host-only, ni siquiera tendrás acceso a la red externa de la máquina, ni contarás con opciones de ruteo para obtener una salida a internet. Para tareas de seguridad informática, no encontrarás mayor utilidad para este modo de red.

Custom

La opción Custom, a diferencia de la anterior, es uno de los modos de red para máquinas virtuales más utilizados e interesantes. Al elegir esta opción en la configuración de tu máquina, encontrarás que puedes escoger entre varias redes posibles. En VMware, puedes seleccionar redes que se enumeran desde el 0 hasta el 9. La número 1 está reservada para Host-only y la 8 para NAT; el resto están libres para que las personalices.

Gracias a este modo de red, es posible crear varias redes virtuales y conectar varios dispositivos (también virtuales) a ellas. De este modo, podrás simular infraestructuras de red mucho más complejas y realistas. En ciertos ejercicios de pentesting o análisis de malware, encontrarás muy útil esta opción.

¿Cómo aprender más?

Ahora ya sabes en qué consisten los cuatro modos de red para máquinas virtuales. Si quieres aprender más sobre ellos con la guía de los mejores expertos, en KeepCoding tenemos un curso perfecto para ti. Ingresa a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y especialízate en menos de 7 meses. ¿A qué esperas? ¡Impulsa tu vida profesional ahora!

[email protected]

¿Trabajo? Aprende a programar y consíguelo.

¡No te pierdas la próxima edición del Aprende a Programar desde Cero Full Stack Jr. Bootcamp!

 

Prepárate en 4 meses, aprende las últimas tecnologías y consigue trabajo desde ya. 

 

Solo en España hay más de 120.400 puestos tech sin cubrir, y con un sueldo 11.000€ por encima de la media nacional. ¡Es tu momento!

 

🗓️ Próxima edición: 13 de febrero

 

Reserva tu plaza descubre las becas disponibles.