Política de parches en ciberseguridad

Autor: | Última modificación: 27 de junio de 2022 | Tiempo de Lectura: 3 minutos
Temas en este post:

¿Sabes qué es y cómo configurar una política de parches en ciberseguridad? Los equipos de seguridad informática deben desarrollar parches de seguridad para resolver los fallos que presentan los sistemas. De hecho, cuanto antes se hagan estos arreglos, mucho mejor. Por ello, se debe contar con una política de parches en ciberseguridad que establezca claramente cuándo y cómo se deben realizar.

Política de parches en ciberseguridad

Una política de parches en ciberseguridad permite organizar de manera eficiente la respuesta del equipo ante un fallo. En ella se establece cómo se deben distribuir los procesos y las funciones que se requieren para desarrollar un parche de seguridad. Allí se define cuándo se hace cada acción, cómo se ejecuta, qué softwares se utilizan y en qué momento se hace público el fallo, entre otras tareas. De este modo, se evitan confusiones y se ahorra tiempo por medio del protocolo.

Para entender cómo se establece una política de parches en ciberseguridad de forma eficiente, es necesario recapitular el proceso desde el momento en el que se encuentra una vulnerabilidad hasta aquel en el que se desarrolla el parche y se publica una actualización.

  1. Primero, se descubre el fallo de seguridad en el sistema.
  2. Se decide qué hacer con la información sobre el fallo. Se puede:
    • Hacer público o no.
    • Vender a una plataforma como Zerodium, que compra vulnerabilidades de diferentes niveles de complejidad. Esta compañía paga hasta dos millones y medio de dólares por el fallo de seguridad más avanzado. No obstante, estos bugs son difíciles de encontrar y este tipo de compañías no los compra para desarrollar parches y actualizaciones.
    • Utilizarlos, en caso de que quien lo encuentre sea un hacker malicioso.
  3. Determinar si existe o no un exploit. En el caso de un hacker de sombrero negro, este podría desarrollar uno; en el de un hacker ético, este podría hacerle ingeniería inversa para ver cómo funciona, en caso de que exista.
  4. Se desarrolla el parche, es decir, el conjunto de soluciones de seguridad para reparar el fallo.
  5. Se emite una nueva actualización de software o se instala el parche directamente en la aplicación.
  6. Se publica la vulnerabilidad en el sistema de registro CVE.

La gestión de parches debe establecer claramente qué acciones tomar en cada una de estas etapas y debe guiar al equipo de tal forma que no repitan tareas o expongan aún más el sistema. Por ejemplo, se debe estar de acuerdo sobre en qué momento se hace público el fallo, para evitar que los ciberatacantes lo usen.

¿Qué es una vulnerabilidad?

En informática, una vulnerabilidad es un bug que tiene la característica de poner en peligro la seguridad del sistema. Es decir, se trata de un fallo que podría llevar a la pérdida de datos o información confidencial. O, por ejemplo, que pudiese comprometer el funcionamiento y la integridad de una máquina o un software.

El programa que se utiliza para aprovecharse de una vulnerabilidad se denomina un exploit y este le dará acceso al atacante al sistema de su objetivo. De este modo, podrá desencadenar una serie de acciones que deriven en profundos daños para la víctima.

Las vulnerabilidades informáticas se suelen hacer públicas y clasificarse por medio del sistema CVE (Common Vulnerabilities and Exposures), una lista de todos los fallos de seguridad que se han encontrado. A través de esta base de datos, se puede indagar acerca de los niveles de gravedad de un fallo, los exploits y los parches que se hayan desarrollado para arreglarlos.

¿Qué es un exploit?

🔴 ¿Quieres entrar de lleno a la Ciberseguridad? 🔴

Descubre el Ciberseguridad Full Stack Bootcamp de KeepCoding. La formación más completa del mercado y con empleabilidad garantizada

👉 Prueba gratis el Bootcamp en Ciberseguridad por una semana

En una política de parches en ciberseguridad, es necesario incluir el proceso de investigar si existen exploits diseñados para dicho fallo. En ese caso, es necesario probarlos en entornos controlados y hacerles ingeniería inversa para determinar cómo se desarrollan parches con la capacidad de evitarlos.

Un exploit es un software diseñado específicamente para aprovecharse de una vulnerabilidad y adquirir acceso al sistema. Estos programas contienen un payload, que es el virus que se instala en ordenador después de que se ejecuta el exploit.

Los parches de seguridad deben enfocarse tanto en evitar los exploits, como en evitar los malwares que contienen. Es decir, deben dar solución a la vulnerabilidad y también a los diferentes tipos de virus que podrían ingresar por ella, como keyloggers o ransomwares.

¿Cómo aprender más?

Ahora sabes qué es y en qué bases se construye una política de parches en ciberseguridad. Si quieres seguir aprendiendo y convertirte en un experto, tenemos la mejor solución para ti. Únete a nuestro Ciberseguridad Full Stack Bootcamp y especialízate en menos de 7 meses. ¡No esperes más e inscríbete ya para alcanzar tus metas!

[email protected]

¿Sabías que hay más de 24.000 vacantes para especialistas en Ciberseguridad sin cubrir en España? 

En KeepCoding llevamos desde 2012 guiando personas como tú a áreas de alta empleabilidad y alto potencial de crecimiento en IT con formación de máxima calidad.

 

Porque creemos que un buen trabajo es fuente de libertad, independencia, crecimiento y eso ¡cambia historias de vida!


¡Da el primer paso!